Europa

Noticias por hora

Alicante busca ser puerto base tras perder en un año 37.000 cruceristas

Alicante perdió el año pasado el 37% de los cruceristas que había ganado en 2018, un año récord en el que se superó la barrera de los 100.000 turistas de este tipo (el segundo mejor de su historia, solo por detrás de los 118.000 de 2016). Para detener esta sangría la idea -lanzada desde hace tiempo- es conseguir que la ciudad vuelva a ser Puerto base de alguna naviera importante, como ya lo fue hasta 2012 con MSC. En aquella ocasión la compañía italiana decidió irse a Valencia, lo que supuso un duro golpe para el operativo de la ciudad y redujo el tráfico de pasajeros en un 26% de un año para otro. En 2013 el golpe fue del 37%, casualmente el mismo porcentaje que se ha perdido en el último año.
Precisamente este jueves se celebró en la Autoridad Portuaria de Alicante la primera jornada de turoperadores de cruceros de Alicante. El evento que, organizado por la Fundación Proport, fue inaugurado por la vicealcaldesa y concejal de Turismo, Mari Carmen Sánchez (Ciudadanos), quien aseguró que este evento tiene como objetivo «impulsar el propio atractivo y enorme potencial de la ciudad de Alicante y provincia en todo el mundo» además de «poner en valor la promoción, retos y oportunidades del turismo de cruceros en Alicante como estratégico motor de aceleración económica y dinamizador de negocios, empleo y riqueza en nuestro entorno».
En este sentido, la concejal de Turismo destacó la necesidad de que la ciudad se convierta en un puerto base para los cruceros de todo el mundo. «Este va a ser un eje fundamental en la política turística del Patronato», agregó. Según Sánchez, y a pesar del bajón registrado, «solo el mercado de cruceros dejó el año pasado ocho millones y medio de euros de beneficio neto para la ciudad de Alicante».

POTENCIAL

Al acto de inauguración también acudió la concejal de Hostelería y Comercio, Lidia López, quien destacó los «excepcionales servicios que tiene la ciudad». «Alicante cuenta con una oferta amplísima de restaurantes y comercios para uso y disfrute de los cruceristas, unos 14 establecimientos por cada 1000 habitantes», explicó la edil.
Estas jornadas organizadas por Proport reúnen a turoperadores, agencias de viajes, guías turísticos, operadores de eventos y de congresos, consignatarios de cruceros y prensa especializada del sector para generar un debate sobre el potencial de Alicante con el turismo de cruceros. Lo cierto es que con esta última son ya varias las administraciones locales que han intentado que la ciudad se convierta en puerto base de una gran naviera de manera permanente, pero desde la marcha de MSC solo se ha conseguido de manera puntual.
Las previsiones para este año, de hecho, son mejores que las del ejercicio anterior. La idea es superar los 80.000 cruceristas, una cifra aún por debajo de la de 2018 pero que supone mejorar un 26% el registro de 2019. La temporada alta para el sector comienza en primavera, y, en el caso de Alicante, se espera que el primer crucero recale en la ciudad en el mes de abril.