Europa

Noticias por hora

La UE fracasa en su intento de pactar los primeros presupuestos después del Brexit


Tan simbólico como potencialmente relevante. La primera cumbre de la Unión Europea desde la salida del Reino Unido se ha saldado con un tremendo choque entre los países más ricos del club y los que reclaman el mantenimiento de una solidaridad interna ambiciosa.
Tras 30 horas de negociación, los 27 socios de la UE han sido incapaces de pactar las primeras cuentas después del Brexit, completamente divididos por el socavón de 75.000 millones de euros que ha dejado la retirada de Londres.
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, confía en retomar el regateo en las próximas semanas y cerrar un acuerdo con tiempo suficiente para el estreno del nuevo marco presupuestario de 2021-2027.
En ese caso, la larga noche del 20 de febrero sería poco más que una anécdota en la historia del club. Pero la acritud de las últimas horas y el encono de algunas posiciones ha revelado también que la convivencia no será más sencilla tras la salida del Reino Unido, país al que a menudo se atribuían los bloqueos y obstáculos.
“Mientras algunos golpean las compuertas, nosotros estamos calentitos dentro con nuestra estufita y manteniendo (el gasto en) el 1%”, se pavoneaba el primer ministro holandés, Mark Rutte, durante la larga noche de contactos del jueves al viernes.
La coreografía de la cumbre ha mostrado un club dividido por líneas de riqueza, con cuatro de los países con un PIB por encima de la media (Países Bajos, Suecia, Austria y Dinamarca) atrincherados en la defensa de un presupuesto muy inferior al del período que termina (2014-2020).
En el campo contrario, los 17 países amigos de la Cohesión, entre los que figura España, reclaman el mantenimiento de los fondos estructurales al mismo nivel que en la actualidad, lo que supone 368.000 millones de euros.
Los líderes, que solo han mantenido dos reuniones a Veintisiete en las dos jornadas de cumbre extraordinaria y han dedicado la mayor parte a encuentros bilaterales, rechazaron en apenas media hora el último plan fraguado para intentar lograr un consenso.
La enorme distancia en las posiciones ha llevado a Michel a levantar la sesión y darla por concluida. De momento, no se conoce en qué momento se retomará la negociación aunque se confía en alcanzar un principio de acuerdo en abril o mayo.