Europa

Noticias por hora

problemas de Zidane con Real Madrid

Hace tres semanas, el Clásico de hoy debía ser el partido que determinara el mando del Real Madrie en LaLiga, pero hoy, el equipo de Zidane llega al encuentro algo herido y con el ego tocado tras los malos resultados. El fútbol vuela y todo cambia en tres partidos. Ahora, el Real Madrid recibe al Barcelona sin querer mirar demasiado atrás y convencido de que es la oportunidad perfecta para cerrar la crisis abierta, que un buen encuentro contra los de Messi abrirá una nueva etapa: «Cuando perdemos puntos hablamos de que somos más débiles, pero no es la percepción que tengo. Hay que mirar hacia delante y cambiar la situación y lo vamos a hacer. Hay dinámicas en el fútbol. Estamos en un periodo delicado pero nada más. Tenemos una gran oportunidad para cambiar la dinámica», explicaba ayer Zidane, que se enfrenta a una situación más delicada que nunca en el banquillo del Real Madrid. Si no le iba bien en LaLiga, el francés se agarraba a la Champions, pero el partido del miércoles ha minado ese camino. Ahora, la mejor opción para ganar algo es LaLiga, es decir, hay que superar al Barcelona.
Tiene que solucionar varias cosas el Real Madrid y éste partido tiene que ser la clave para todas ellas.

Primero, hacen falta goles:

«No estoy preocupado porque durante cuatro meses ganamos partidos y sin Hazard. No se trata de eso. Lo más importante es tener nuestra solidez y después sabemos que podemos marcar goles», dijo el francés.

La segunda es el Bernabéu: ya no impresiona

No da más vitaminas al Real Madrid: «Es un momento delicado porque llevamos tres partidos sin ganar en nuestro estadio pero sabemos que son cosas que pueden pasar. Nuestro ánimo debe ser muy positivo para cambiar eso y lo vamos a sacar juntos. Necesitamos a nuestra gente con nosotros desde el minuto 1 al 90. Puedo entender que nuestra gente esté tocada o molesta, pero la necesitamos y ellos necesitan a su equipo», continuó el entrenador madridista.

Y el tercero es el once

Zidane ya dio una vuelta al equipo en la Champions y hoy es posible que le dé otra. Kroos va a a ser titular y el francés tiene que decidir qué jugador deja fuera. Modric tiene todos los números, porque Isco le ofrece llegada. «Cuando hay un mal resultado siempre buscas algo. Kroos juega siempre y el otro día no. Son cosas que pueden pasar y no perdimos no porque no jugase Kroos. El otro día fue una opción y nada más. No hay que buscar otras cosas. Lo está haciendo muy bien y va a seguir haciéndolo muy bien», explicó ayer el técnico francés.