Europa

Noticias por hora

El consejero de Educación, Luis Cacho


El consejero de Educación, Luis Cacho, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para profundizar en las medidas que ha tomado la Consejería después de de que ayer se suspendieran durante 15 días las clases en todos los centros (de 0 años hasta universidad, medida que afecta a unos 70.000 estudiantes) en La Rioja. En su comparecencia Cacho ha hecho un repaso exhaustivo de todas las medidas aprobadas el martes en Consejo de Gobierno y, aún tratando de enviar un mensaje positivo, ha reconocido que el plazo de 15 días, probablemente, será bastante más extenso. «El margen temporal de suspensión de clases es de 15 días pero viendo la evolución en otros países podemos pensar con alta probabilidad pueden ser más de 15 días pero no van a ser muchos meses».
En lo estrictamente educativo, Cacho ha recordado que la suspensión de las clases «no es un periodo de vacaciones» por lo que durante el tiempo que los centros permanezcan cerrados «se explotarán todos los recursos telemáticos» para que la actividad educativa mantenga al menos un ritmo vital «siempre sin avanzar en nuevos contenidos».

En todo caso, y sobre las implicaciones que tendría un aumento de esa suspensión de clases, Cacho ha optado por la prudencia sin querer ahondar en qué pasará con los alumnos de Bachillerato que tienen que hacer este año la Selectividad. «Iremos viendo la evolución pero no nos planteamos escenarios a largo plazo», ha dicho Cacho antes de anunciar que las oposiciones se aplazarán y que «con un ritmo frecuente se irán actualizando todos los detalles».
También vinculado al área educativa, han quedado suspendidas «las aceleradoras de la FP para el empleo y las prácticas de alumnos de FP y FP Dual. En el caso de becas Erasmus internacionales, se recomienda su aplazamiento».
Cacho también ha recordado que, en materia deportiva, han quedado suspendidas todas las actividades, independientemente de quien las organice. «Se suspende todo, entrenamientos, partidos, torneos para evitar el contacto físico y la transmisión». Lo mismo pasa con «todas las actividades que trabajan con menores de edad. «Por ejemplo, Teatrea, que tenía prevista una representación. El principio fundamental es la reducción de aforo en el caso de los adultos y la suspensión de las enfocadas al público joven», ha dicho.
En el área de empleo, el consejero ha comunicado que al Oficina de Empleo de Haro solo atenderá telefónicamente mientras que la de Logroño tendrá «acceso restringido» y que quienes «vean dificultada su atención por exceso de público podrán acudir a las de Santo Domingo, Nájera, etc».
En el ámbito cultural, el consejero ha incidido en que «Riojaforum es la única sala con mas de 1000 personas. La programación prevista ahí se suspenderá salvo que algún espectáculo se pueda adaptar a otro aforo. La idea es que sea suspendida. El resto de aforos deben reducirse a un 30%. Es la normativa que se aplica a todos los eventos».

Polideportivos, gimnasios, discotecas...

Además, siguiendo ese principio de actuación, ha vuelto a insistir en que «los menores no pueden acceder a las actividades publicas presenciales. En las instalaciones deportivas no pueden entrar menores de 18 años ni participar en actividades colectivas deportivas de ningún tipo. No pueden entrar ni en polideportivos públicos ni en gimnasios privados». En la misma línea, «tampoco podrán acceder a discotecas, donde el aforo se tendrá que reducir a un tercio».
En otros espacios culturales, como la Biblioteca de La Rioja y el Museo de La Rioja, ha dicho que seguirán abiertos, si bien «con servicios básicos de préstamo de libros, pero se suspenden o reducen algunos servicios. En la Biblioteca de La Rioja cierra la sala de lectura a todo el público pero sí está disponible el préstamo. El Museo tiene restringido el acceso a sus salas de estudio y de biblioteca».