Europa

Noticias por hora

El coronavirus obliga a cancelar en Madrid y Logroño actos a los que iban a acudir los Reyes


Las recomendaciones de las autoridades sanitarias por el brote de coronavirus han obligado a cancelar, este martes en Madrid, el concierto en memoria de las víctimas del terrorismo, al que iban a asistir los Reyes y, el próximo jueves, los actos de la Fundación Princesa de Girona (FPdGi) en La Rioja, en los que también se esperaba a Felipe VI.
En las zonas de transmisión significativa de casos, que son precisamente las comunidades de Madrid y La Rioja, además de Vitoria y Labastida, el Gobierno ha decidido suspender todas las actividades colectivas en espacios cerrados de más de 1.000 personas. Igualmente, en todos los eventos de ocio, culturales y similares de menos de 1.000 personas, se deberá reducir a un tercio el aforo.
Así, se ha suspendido la XVIII edición del concierto 'In Memoriam' que organiza la Fundación de Víctimas del Terrorismo en el Auditorio Nacional de Madrid en vísperas del 11-M, han informado fuentes del Gobierno autonómico de Madrid.
Por otra parte, el Rey tenía previsto presidir el jueves en Logroño el acto de proclamación del ganador del Premio Fundación Princesa de Girona en la categoría "Artes y Letras", pero ahora está previsto que el jurado del premio se reúna por vía telemática y el premiado se anuncie por nota de prensa.
Según ha informado la FPdGi, tras el cierre de los centros educativos decretado en La Rioja a partir del miércoles, no podrá celebrar el 'taller emprendedor' que iba a tener lugar en Riojafórum (Logroño) el jueves, al que se habían inscrito casi 300 alumnos de la zona.
Esos mismos alumnos iban a acudir después, como público, al acto de proclamación del Premio FPdGi Artes y Letras 2020, así que el evento no se celebrará.
Por estas mismas razones, no se celebrará la rueda de prensa previa de la Fundación, prevista para este miércoles en la sede del Gobierno de La Rioja, ni la formación del Centro de Desarrollo del programa 'Rescatadores de talento', los días 11 y 12 de marzo en Ibercaja, que implicaba además el desplazamiento a Logroño de jóvenes de otras comunidades autónomas.