Europa

Noticias por hora

El cuartel de Calahorra vuelve a ponerse en el ojo de la actualidad calagurritana


El cuartel de Calahorra vuelve a ponerse en el ojo de la actualidad calagurritana. El edificio, que lleva una década sin estar habitado y que se encuentra en condiciones deplorables, contaba ya con un proyecto de derribo que tuvo que paralizarse hace ahora un año cuando Patrimonio inició un expediente para considerarlo Bien de Interés Regional algo que hizo paralizar las posibles obras de demolición del mismo.
Según ha podido saber NueveCuatroUno este inicio de expediente ya ha caducado y hoy la Comisión de Patrimonio ha tomado la decisión de dejar en manos del ayuntamiento de Calahorra el futuro del edificio. Patrimonio no decide que haya que tirarlo ni que conservarlo, solo da la legitimidad al consistorio calagurritano para hacer lo que crea más conveniente para el futuro urbanístico de la ciudad.
El edificio, obra del arquitecto riojano Agapito del Valle, “constituye un exponente del llamado racionalismo español, construido con el lenguaje de las vanguardias europeas del siglo XX, constituyendo un singular testimonio de las corrientes más representativas y valoradas de los años 30 en España y Europa”, quedaba por escrito ahora hace un año en el BOR. Así se destacaban de él sus “valores históricos, artísticos y culturales destacables tanto por el contexto con el lenguaje de las vanguardias europeas del siglo XX, constituyendo un singular testimonio de las corrientes más representativas y valoradas de los años 30 en España y Europa”.
Ahora será el consistorio calagurritano quien decida entre las tres opciones que se han barajado durante todo este tiempo que pasan por derribarlo por completo, dejar el torreón y las oficinas (como propone ‘Amigos de la Historia de Calahorra’) o mantenerlo al completo.