Europa

Noticias por hora

Arrimadas pide "converger en el centro y la moderación" porque ahora "los extremos sacan lo peor de sí"


La presidenta de Ciudadanos y portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas, ha afirmado este jueves que, ante la crisis del coronavirus, "los extremos sacan lo peor de sí", frente a lo cual ha apostado por que el Gobierno y la oposición converjan "en el centro, en la moderación y en la sensatez".
"Los posicionamientos extremos me ponen los pelos de punta, y en crisis como esta los extremos sacan lo peor de sí. Pero no solo veo un extremo, veo extremos", ha declarado en una entrevista en Radiocable, recogida por Europa Press.
Así ha contestado Arrimadas cuando se le ha preguntado por la dura posición de Vox, que ha llegado a acusar al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos de aplicar una "eutanasia feroz" en las residencias de mayores, por los miles de ancianos que han fallecido en ellas a causa del Covid-19.
A continuación, la líder de Cs ha insistido en la necesidad de impulsar unos "pactos para la reconstrucción" para aplicar un plan de contingencia sanitaria, un plan de reactivación económica y un plan de protección social.

CON LAS IDEAS DE PODEMOS NO SE VA "A NINGÚN LADO"

Unos acuerdos que "no pueden servir" para que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias "nos dé discursos castristas y bolivarianos", ha añadido. En este sentido, ha advertido de que el Gobierno no puede pretender "imponer la retórica" de Podemos de "atacar al jefe del Estado y la propiedad privada o hacer un cambio de régimen", porque "eso no va a ir a ningún lado".
"Deberíamos converger en el centro, en la moderación y en la sensatez. Creo que, en una pandemia como esta, las medidas que se tomen deben ser consensuadas y moderadas y los discursos que se hagan también. Desde la oposición, denunciar los errores del Gobierno pero ser propositivos, y desde el Gobierno, respetar a la oposición", ha manifestado.
En su opinión, en el Congreso de los Diputados se han presenciado "debates muy duros" últimamente, y "cualquiera que viera las intervenciones" de la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, de Vox y de otros grupos "se preocuparía".
LA PROPUESTA DE Cs PUEDE GENERAR CONSENSO
Sin embargo, Arrimadas considera que si el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, accede a impulsar los pactos de la reconstrucción en la línea de lo que le ha planteado Ciudadanos, "puede haber acuerdo y va a ser muy difícil que grandes partidos de la oposición no quieran sentarse". "Pero quien tiene que dar el primer paso y tiene que definirlos es el Gobierno", ha recalcado.
En relación con esto, ha lamentado que el presidente haya estado más de diez días sin llamarla, pese a que Cs le ha ofrecido su respaldo para afrontar la crisis sanitaria y económica. "Si el Gobierno quiere el apoyo de la oposición, tiene que dejar de aprobar medidas improvisadas, sin negociar con nadie, y escuchar más a la oposición", ha afirmado.
Precisamente, eso es lo que cree que ha ocurrido con el Ingreso Mínimo Vital, una prestación que se lleva debatiendo varias semanas en el seno del Gobierno. Mientras que Unidas Podemos ha estado presionando para que se apruebe de forma urgente, aunque sea con un formato provisional, para paliar los efectos de la crisis del coronavirus, los ministros económicos socialistas defienden un desarrollo más pausado de la medida.
Tras referirse a estas diferencias entre miembros del Ejecutivo, la líder de la formación naranja ha dicho que no puede valorar la medida sin conocer los detalles. "¿Cómo vas a aprobar una medida de tanto calado sin haberla explicado a nadie, con graves discrepancias dentro del Gobierno y sin haber hablado con los agentes sociales?", se ha preguntado.
A su modo de ver, los pactos que el Gobierno debe alcanzar con la oposición tendrán que incluir medidas de protección social, pero estas deberían "ir vinculadas también a la reactivación económica, porque el objetivo final tiene que ser que todo el mundo pueda acceder a un empleo".
PASAR DE LA IMPROVISACIÓN A LA PLANIFICACIÓN
Arrimadas ve "evidente" que, en la contención de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, el Ejecutivo "ha llegado tarde", y lo que quiere evitar Cs es que ocurra lo mismo con la crisis económica. Para ello, "debemos pasar de las improvisaciones a la planificación, de la incertidumbre a la seguridad y de la unilateralidad al consenso", ha defendido.
Ciudadanos, por su parte, seguirá intentando ser "lo más útil posible", según ha explicado: presentando propuestas al Gobierno, negociando y consiguiendo que se mejoren y corrijan los decretos leyes del Consejo de Ministros.
"Vamos a mantener esa línea, que creo que es la que conecta con la mayoría de los españoles", que, si bien son críticos con el Gobierno, "no quieren vernos (a los políticos) pelear todo el día y tirarnos los trastos a la cabeza, quieren ver positivismo también y espíritu constructivo", ha asegurado.
Actuar con "altura de miras y sentido de Estado" no significa, según ha aclarado, "blanquear al Gobierno" ni "tapar o justificar sus errores". "Pero si nos quedamos solo en la crítica y en ver quién la dice más gorda, no salimos de esta", ha agregado Arrimadas, que ha afirmado que esta posición tiene un "respaldo absoluto" dentro de Cs.
EL GOBIERNO LLEGÓ TARDE PARA FRENAR AL VIRUS
A su juicio, el Gobierno podía haber actuado con más rapidez para frenar la expansión del coronavirus, porque antes de que se decretase el estado de alarma el 14 de marzo ya había "muchos expertos" diciendo que "había que tomar medidas".
"Claro que se podían haber hecho cosas antes", ha declarado, tras recordar que España es el país con más fallecidos por millón de habitantes y el que tiene una de las tasas más altas de profesionales sanitarios contagiados.
En este sentido, ha apuntado que, antes de imponer el confinamiento de la población, el Ejecutivo podría haber empezado a hacer acopio de respiradores y de equipos de protección individual frente al contagio, prohibir eventos multitudinarios o proteger las residencias de ancianos.