Europa

Noticias por hora

Echenique: "Me temo que las restricciones van a tener que continuar un poco más"


Él es uno de los protagonistas del debate político durante estos días, al ser el encargado de defender la postura de su partido en un Congreso semivacío. Se muestra convencido de que podrán sacar adelante el decreto sobre actividades esenciales a pesar de la amenaza de Pablo Casado (PP) de no apoyarlo: “Me cuesta muchísimo imaginar que un líder de un partido se oponga a tomar medidas que van a evitar miles de muertes”, asevera.
¿Y tendrá que prorrogar el Congreso otra vez el estado de alarma? Esta es la pregunta que se hacen millones de españoles. Echenique responde: “Me temo que sí. Me temo que va a ser necesario”. No obstante, espera que sea ya con medidas más leves y menos restrictivas. Haciendo una llamada también a todas las formaciones: “Hay que evitar intentar sacar partido político de los errores”.
Una pregunta que parecía banal antes y que ahora cobra todo su sentido: ¿Cómo estás?
Estoy bien, no sólo de salud, sino también de ánimos. Decía el otro día Pepe Mujica que cuando uno tiene algo por lo que luchar no se aburre y no entristece en situaciones complicadas como esta. A mí me pasa esto. Afortunadamente tengo una dedicación que me absorbe todo el día. Por un lado, hacer lo que pueda para ayudar al Gobierno a pelear contra el virus y, por otro lado, hacer lo que pueda para ayudar a proteger a la gente de las consecuencias económicas. Eso me mantiene más contento que mucha gente que en estos días lo está pasando mal psicológicamente por una situación tan difícil y nueva.
Este martes el Consejo de Ministros ha aprobado ese escudo social. ¿Lo consideráis en UP suficiente? ¿Os hubiera gustado que alguna medida hubiera llegado más allá como una moratoria de alquileres más completa? 
Creo que objetivamente es impresionante, especialmente si lo sumamos a lo que se ha hecho en días anteriores. Nunca habíamos visto a un Gobierno de nuestro país en tan pocos días hacer tantas cosas que afectan a tantos millones de españoles. Evidentemente que la situación va cambiando y vamos detectando necesidades que en una primera fase no eran tan claras. Vamos haciendo medidas adicionales y seguramente quedan muchas por hacer. 
En una situación tan complicada hay que ser humildes y hay que entender que uno nunca va a hacer todo lo que debería ser o podría ser. Pero no es opinión política mía, nadie había visto semejantes medidas de protección de la ciudadanía. Afortunadamente tenemos un Gobierno en España que ha entendido que hay que hacer todo lo contrario a lo que se hizo en 2008. Es una buena noticia para nuestro país, pero no hay espacio para la autocomplacencia. Es una situación inédita en cien años de nuestro país, desde lo que se llamó la gripe española no se había vivido algo semejante. Aquí nadie tiene una varita mágica, todo el mundo estamos cada minuto pensando en cómo salir mejor. Es un escudo social formidable, pero con humildad seguiremos tomando medidas.
Una de las críticas que más se ha escuchado desde la oposición es que el Gobierno ha actuado tarde y de manera improvisada. ¿Qué contestas?
Los números desmienten esta afirmación. Lamentablemente estamos demasiado acostumbrados a ver cómo corren los bulos, las desinformaciones por redes y Whatsapp y lo que es más peligroso para la democracia, especialmente en una epidemia tan grave, en boca de líderes de la oposición. España declaró el estado de alarma cuando había 120 fallecidos, Francia lo hizo con 148, Reino Unido con 281 e Italia con 463. Fuimos de los primeros países de nuestro entorno, si no el primero, en tomar medidas drásticas de confinamiento y de reducción de la movilidad. De eso estoy también orgulloso, de que tengamos un Gobierno que ha sabido en primer lugar la salud de la ciudadanía frente a líderes de la extrema derecha como Bolsonaro y Trump, referentes de Vox, que hablan abiertamente de dejar morir a cientos de miles de ciudadanos en sus países. Nuestro Gobierno ha sido muy valiente, muy riguroso y ha seguido siempre el criterio de los científicos, como dice la OMS ha sido uno de los primeros países en tomar estas medidas. Con respeto y humildad, pido a los líderes de la oposición, respecto a este punto de que dicen que hemos llegado tarde, que miren los datos y dejaran de mentir.
El PP ha respaldado hasta ahora todos los decretos del Gobierno que han llegado al Congreso, pero ya escuchamos a Pablo Casado amenazar con que no va a apoyar el decreto sobre actividades esenciales si no hay cambios. ¿Te parece que hay un giro en la postura del Partido Popular? ¿Vais a poder sacar los decretos a partir de ahora?
Creo que ese decreto va a salir adelante porque me cuesta muchísimo imaginar que un líder de un partido se oponga a tomar medidas que van a evitar miles de muertes. Tenemos un estudio del Imperial College que estima que con el estado de alarma que hemos declarado en España de forma temprana pues a lo mejor hemos salvado decenas de miles de vidas. Los científicos nos explican que con esa hibernación de la economía durante dos semanas la posibilidad de que esto lleve a salvar de nuevo decenas de miles de vidas es muy solvente. Me resulta enormemente difícil imaginarme que un partido vote en contra de una medida que puede salvar la vida de decenas de miles de compatriotas. Si lo hace, tendrá que explicar por qué. Pero no seguramente ante el Gobierno, sino ante su país y la historia.
Desde Vox se ha pedido la dimisión de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias para hacer un Gobierno de concentración…
Van un poco más allá, está a dos centímetros de pedir un golpe de Estado. Creo que en varios de los puntos de su delirante manifiesto piden que sea el Ejército el que asuma las competencias ejecutivas del Gobierno. Lo que dice la extrema derecha ha perdido completamente el sentido y la vergüenza durante esta epidemia. Hace unos días les escuchamos decir que habría que cobrar a centenares de miles de persona migrantes por la atención sanitaria, una medida que propagaría el virus a una mayor velocidad y causaría miles de muertes si hubiera un Gobierno tan inepto e irresponsable como para tomarla. Creo que ese exabrupto se califica por sí mismo. Estamos en una situación muy grave en España y los que la está utilizando para deteriorar al Gobierno o para pedir este tipo de salvajadas no merecen el más mínimo de respeto, desde luego por mi parte.
Tampoco hemos escuchado mucha autocrítica por parte del Gobierno. Se han vivido situaciones bastante tensas como el retraso en la publicación del BOE el pasado domingo o la compra de tests malos en China. ¿Se han cometido errores por parte del Ejecutivo?
Sí, se han cometido errores. Todos los gobiernos autonómicos de nuestro país, municipales, insulares, forales y del Estado han cometido errores básicamente porque es absolutamente imposible no cometer errores en medio de la peor epidemia del último siglo que está viviendo nuestro país y el mundo entero. Nadie puede no cometer errores, excepto algún tipo de superhéroe de ficción. Sí que ha habido autocrítica. He escuchado a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, pedir disculpas por las horas del BOE. Me consta que el motivo era que habían un montón de detalles de un montón de sectores que había que cuidar. Pero, en todo caso, para una persona que tenía que ir a las 6 de la mañana del día siguiente que el BOE salga a medianoche exige unas disculpas por parte del Gobierno como hizo la ministra. Lo que hay que evitar es intentar sacar partido político de los errores que se cometan.  
Parece que esos dos aviones que había anunciado a bombo y platillo Isabel Díaz Ayuso contratados a China por 23 millones de euros no están por ningún sitio. Ya llevan diez días sin aparecer, parece que el Gobierno de la Comunidad de Madrid se teme que les puedan haber estafado. Creo que no hay que hacer sangre con una cosa como esta. Hay que asumir que la presidenta de la Comunidad de Madrid estaba intentando con la mejor de sus capacidades proteger a los madrileños. No es tiempo para hacer política, sino para cuidar a la gente y hacer todo lo que se pueda para vencer al virus. Claro que se cometen errores y se cometerán más, es imposible no cometerlos. Lo que hay que hacer es aprender, identificar a la mayor velocidad posible y no utilizarlos de una manera miserable para intentar conseguir voto
Mucha gente se pregunta si va a ser necesario prorrogar otra vez el estado de alarma fijado hasta las 00.00 del 12 de abril. ¿Crees que el Congreso va a tener que aprobar otro aval más prorrogarlo?
Me temo que sí. Me temo que va a ser necesario. Es verdad que nadie puede predecir el futuro en estos días. Hay algunos que está jugando a predecir el pasado, eso es más fácil, pero predecir el futuro es bastante difícil. No me atrevería a ser categórico, pero teniendo en cuenta que hemos declarado el cese de la actividad no esencial básicamente hasta el 12 de abril, si no me equivoco un poco más...
El cierre de la actividad es hasta el 9 de abril…
Sí, pero lo que pasa es que luego viene Semana Santa. Se ha hecho con la idea de aprovechar los días de Semana Santa. Por lo que el parón de la economía, del cual esperamos que mediante una reducción de la movilidad consiga doblegar a la curva, se va a dar en estas dos próximas semanas. Ojalá lleguemos al final de estas dos semanas con la curva en descenso, con las UCI fuera de zona de colapso, pero parece muy difícil que lleguemos al final de las dos semanas con el virus completamente derrotado. Me temo que las restricciones van a tener que continuar un poco más, espero que puedan ser más leves. Espero que cuando empecemos a doblegar a la curva pues, por ejemplo, podamos recuperar cierta actividad no esencial que se detuvo el domingo para que la economía no sufra un impacto tan importante y nos permita volver al tipo de restricciones de las primeras semanas del estado de alarma. La manera de salir va a ser gradual y ningún científico nos va a recomendar que pasemos del cese de toda actividad no esencial a abruptamente recuperar toda la actividad sin ningún tipo de restricciones. Mi intuición me dice que vamos a tener que prorrogar las restricciones. Ojalá que con un tenor menos estricto. 
Durante estos días se ha escrito mucho sobre esas dos almas o familias que se están creando dentro del propio Gobierno con un sector liderado por Nadia Calviño y otro por Pablo Iglesias. ¿Hasta qué punto hay choques dentro del Gobierno? ¿Se podría producir una crisis de Gobierno?
No, creo que el Gobierno es muy sólido. Por un lado, los ataques injustificados desde ciertos sectores y, por otro lado, la gravedad de la situación y lo difícil del trance que estamos viviendo como país hace que el Gobierno se fortalezca más. Ya les gustaría a algunos que hubiera algún tipo de problema en el interior del Gobierno, pero no lo hay. Lo que sí hay es debate. ¡Y menos mal! Si no lo hubiera, estaríamos ante un Ejecutivo irresponsable. Cuando un Gobierno se enfrenta a la peor epidemia en un siglo, lo que espero es que debata porque hay que tomar decisiones muy difíciles. La pregunta que nos está asaltando a todos los españoles estos días: cómo se consigue evitar el mayor número de fallecimientos, cómo se consigue proteger la salud a la vez que se protege la recuperación económica y los derechos sociales. Esta pregunta es difícil, conviene tomar decisiones muy precisas y cuidadas. Ese debate existe, no es entre el PSOE y de UP, afecta a todos los ministerios. A mí me tranquiliza. 
Se han escuchado también críticas desde la oposición a que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, haya roto la cuarentena y se le haya visto tanto en el Consejo de Ministros como en un par de ruedas de prensa. ¿Por qué lo ha hecho cuando se le pide a los ciudadanos?
Iglesias ha dado negativo en el test y es el vicepresidente, mientras que, por ejemplo, Santiago Abascal (Vox) dio positivo, vino al Congreso, pasó a menos de un metro de mi persona antes de que se hubieran cumplido los catorce días de cuarentena. Cuando no hay ningún elemento objetivo al que agarrarse para criticar al Gobierno por su gestión, el único tipo de crítica que queda es esta. Cosas que no se sostienen.
 
España e Italia se plantaron en el Consejo Europeo. El Gobierno pide una especie de Plan Marshall, hemos visto unas declaraciones de Holanda bastante duras, como la posición de Alemania respecto a los países del sur. Incluso el primer ministro de Portugal ha dicho que fue “repugnante” lo que dijo el ministro de Países Bajos. ¿Se la está jugando la UE? ¿Por qué va tan tarde Bruselas? 
Efectivamente, se la está jugando. Creo que los pueblos del sur de Europa ya no volvemos a aceptar que se nos pise el cuello como se hizo en la última crisis. Aquella vez se intentó convencer a mucha gente humilde de que había vivido por encima de sus posibilidades y que se merecía que le quitaran la casa y el trabajo. Esas recetas se han demostrado económicamente fracasadas y nadie puede argumentar que una epidemia es culpa de que la gente haya vivido por encima de sus posibilidades. Ni el pueblo español ni el portugués ni el italiano ni el francés pueden volver a permitir que se intente salir de esta rescatando al uno por ciento que tiene más riqueza e ingresos y pisando el cuello a los trabajadores, pymes y autónomos. Esto convendría que lo entendiera ciertos países del norte de Europa. Ojo, sus gobiernos. Estoy seguro de que mucha gente en Alemania y Holanda entiende perfectamente lo que estoy diciendo. Convendría que las instituciones europeas lo entendieran, porque esto es una realidad social en la Europa actual. Esta es la opinión de la mayoría en el sur de Europa. Si la Unión no está a altura, se estará jugando su futuro.