Europa

Noticias por hora

El CIS estima que el coronavirus no ha desgastado electoralmente al PSOE


La gestión de la crisis del coronavirus no ha desgastado electoralmente a Pedro Sánchez, según el último CIS de Tezanos. Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del último barómetro, cuyo trabajo de campo se realizó la primera semana de abril, en que el PSOE se mantiene con el 31,2% de los votos, solo site décimas por debajo del apoyo cosechado en el último estudio publicado por el instituto público previo a la incidencia del virus, y más de tres puntos por encima de lo obtenido en las urnas el pasado 10-N.
Aparece reforzado no obstante Casado, que recorta distancias con Sánchez y lograría en unos hipotéticos comicios el 21,1% de las papeletas. Sin embargo y siempre según los citados resultados, el PSOE seguiría sacando una ventaja de 10 puntos al principal partido de la oposición.
Se trata del primer CIS que recoge un grueso de preguntas al Covid-19 y el primero desde que se decretase el estado de alarma. El barómetro, realizado en la primera semana de abril ha incluido intención de voto en un momento de alta tensión política entre Gobierno y oposición, en el marco de la hipotética reedición de unos Pactos de la Moncloa como los de 1977.
El Centro de Investigaciones Sociológicas ha adelantado la publicacióna este miércoles 15 de marzo -los estudios suelen publicarse a final de mes-, en una investigación marcada por la incidencia de la pandemia: se han realizado 3.000 entrevistas telefónicas, renunciando a los cuestionarios personales por las restricciones impuestas por el estado de alarma.
El trabajo de campo del barómetro del mes de marzo finalizó antes de decretarse el estado de alarma, cuando el virus aún no había golpeado con dureza a España, por lo que no recogía la opinión de los españoles acerca de la gestión del Ejecutivo, si bien afianzó a Pedro Sánchez como fuerza política prevalente respecto a sus competidores con el 31,9% de los votos -casi cuatro puntos por encima de lo obtenido el 10-N-, ampliando su ventaja respecto al PP, que sumaba el 19,6% de los votos según la encuesta.
Una de las principales conclusiones de la anterior encuesta, cuyo trabajo de campo sí había coincidido con eventos como el de las manifestaciones del 8 de marzo, era que los votantes de Podemos fueron los únicos partidarios de mantener las concentraciones con motivo del Día de la Mujer, una de las decisiones más criticadas por el Ejecutivo en el marco de su gestión de la crisis.