Europa

Noticias por hora

El PP cumple su amenaza y votará en contra de los decretos laborales del Gobierno para paralizar la actividad


El Partido Popular cumplirá la amenaza lanzada la pasada semana por su líder, Pablo Casado, y votará este jueves en contra de los dos principales decretos aprobados por el Gobierno en los últimos Consejos de Ministros extraordinarios de los días 27 y 29 de marzo que incluyen medidas para hacer frente a la crisis del coronavirus y que decretaron la paralización de parte de la actividad económica para frenar la epidemia.
Fuentes de la formación conservadora en el Congreso de los Diputados han confirmado a eldiario.es que los populares sí apoyarán sin embargo la prórroga del estado de alarma, tal y como le confirmó el líder del PP, Pablo Casado, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la conversación telefónica que mantuvieron el fin de semana. 
Durante el Pleno extraordinario, el PP rechazará así el decreto que incluyó medidas complementarias en el ámbito laboral para paliar los efectos derivados del coronavirus. Se trata de una norma de carácter complementario, que clarificó así algunos efectos y consecuencias de la declaración del estado de alarma. 
Este texto incluye, entre otras cuestiones, la obligatoriedad de mantener abiertos, como servicios esenciales, los centros sanitarios y de cuidados de mayores y dependientes; la prohibición del despido por causas relacionadas con la COVID-19; clarificaciones con respecto al mecanismo de los ERTE o la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales.
Asimismo, ese decreto que rechazará el PP establece la contratación pública para hacer frente a la epidemia.

Contra el permiso retribuido recuperable

También votará 'no' el PP al real decreto que reguló un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales. La norma fue aprobada por el Ejecutivo con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19. Casado ya dijo entonces que consideraba que el texto implicaba cargar los "costes" de la crisis sobre los empresarios y no sobre el Estado.
Durante el permiso, que va del 30 de marzo al 9 de abril, el real decreto establece que los trabajadores seguirán percibiendo sus retribuciones íntegras y una vez termine el período mencionado, los empleados devolverán a la empresa, de manera paulatina y negociada con la empresa, las jornadas no trabajadas.
Los populares tampoco apoyarán –se abstendrán– el decreto por el que se adoptaron medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la pandemia
Se trata de un paquete con unas 50 medidas, que incluye la prohibición de los desahucios de inquilinos durante seis meses desde la entrada en vigor del estado de alarma; la articulación de microcréditos para los inquilinos en situación vulnerable; la creación de un subsidio para empleadas del hogar afectadas por el cese o reducción de actividad y trabajadores temporales sin derecho a prestación; la concesión de moratorias en el pago de las cotizaciones sociales a empresas y autónomos; y la prohibición a las empresas cortar los suministros básicos en la vivienda habitual de ningún ciudadano durante el estado de alarma.