Europa

Noticias por hora

La asociación profesional de la Guardia Civil Jucil ha pedido este domingo el "cese inmediato" del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil


"Trabajamos para minimizar el clima contrario a la gestión de la crisis por parte del Gobierno". Esas fueron las palabras deldiscurso leído en una rueda de prensa por el Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, que desataron una tormenta política este fin de semana. La propia Benemérita ha tenido que salir a defender a su portavoz y el ministro del Interior ha tildado todo de un "error" ante las críticas. Esta no es la primera interrogante sobre el tipo de control de la información que quiere este Gobierno. La pregunta del CIS sobre la necesidad de controlar la información en tiempos de crisis también puso tras las cuerdas al Gobierno. La oposición y varias asociaciones del cuerpo han pedido el cese de Marín y amenazado al Gobierno central con acciones judiciales ante lo que consideran un "delito gravísimo contra la libertad de expresión".
La asociación profesional de la Guardia Civil Jucil ha pedido este domingo el "cese inmediato" del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, después de sus declaraciones. Jucil, una asociación no representativa al no formar parte del Consejo de la Guardia Civil, ha solicitado a la Dirección General del instituto armado que "proceda al cese inmediato del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil", además de una "rectificación pública" por las declaraciones realizadas y una depuración de "las responsabilidades sobre el artífice de esta orden". En un comunicado, la marca de Jusapol en la Guardia Civil ha expresado su "profundo descontento y enfado" porque, a su juicio, las declaraciones "están completamente en contra del espíritu y los valores de la Benemérita".
Para la asociación, "dejan en entredicho la labor que a diario miles de mujeres y hombres que forman la guardia civil y que con respeto al orden constitucional salen a diario a realizar su trabajo, que no es otro que velar por el estado de derecho", ha explicado el secretario general de la asociación, Ernesto Vilariño. En este sentido, ha defendido que la Guardia Civil no se dedica a "la protección de los intereses partidistas del partido político del Gobierno".
El Partido Popular preguntará al Gobierno en el Pleno del Senado, que se celebra el próximo martes, si el Ministerio del Interior trabaja para "evitar opiniones contrarias" en redes sociales a la gestión del Ejecutivo de la crisis del coronavirus. El portavoz 'popular' en la Cámara Alta, Javier Maroto, ha escrito en Twitter que "en este lapsus el Gobierno se delata y destapa por error que están trabajando para eliminar en las redes sociales opiniones contrarias a Sánchez y su gestión durante la crisis", se ha quejado Maroto, para después calificar de "impresentables" dichas declaraciones. "¿Me vais a cerrar esta cuenta ahora?", se ha preguntado.
En este sentido, el dirigente del PP dice que preguntará sobre este asunto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la próxima sesión de control al Gobierno en el Senado. En concreto, el grupo parlamentario ha presentado la pregunta de urgencia para que se incluya en el orden del día del Pleno. Dicha cuestión es: "¿Está el Ministerio del Interior trabajando para evitar opiniones contrarias al Gobierno en las redes sociales por su gestión en la crisis del Covid-19?".
Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, también ha rechazado este domingo las palabras del general José Manuel Santiago. "La Guardia Civil no está "para minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno". Sánchez debe explicar si ha ordenado a los Cuerpos de Seguridad coartar la libertad de expresión de los ciudadanos en redes sociales para tapar sus errores. Sería gravísimo", ha afirmado el líder del PP en su cuenta de Twitter.
Por su parte Vox ha anunciado que interpondrá "acciones judiciales urgentes" contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, después del comentario de este último.
La formación que lidera Santiago Abascal considera que se "ha reconocido públicamente un delito gravísimo contra la libertad de expresión que es un derecho fundamental". "Esto es, de hecho, el inicio de un golpe de Estado del propio Gobierno, que ordena al Instituto Armado que vulnere la Constitución" en un mensaje en su cuenta de Twitter.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha acusado al PP, a Vox y a Ciudadanos de "utilizar" a la Guardia Civil y al Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, "para llegar al ministro del Interior". "Que dejen al general tranquilo, y a la Guardia Civil, que no necesitan utilizarla para llegar al ministro del Interior", ha recalcado. El ministro aseguró en una entrevista a 'La Sexta' que "a cualquiera le puede ocurrir errar", a lo que ha añadido que la libertad de expresión es un principio básico y forma parte del 'adn' del Gobierno.
Para el jefe de Interior, la crítica de Vox, PP y Cs supone una falta de consideración hacia una institución como la de la Benemérita "que es de las más valoradas por la ciudadanía española". "Me ha dolido porque es no conocer, no ya al Gobierno o al ministro, sino no conocer al general o a la Guardia Civil", ha subrayado. Asimismo, ha lamentado que se ponga en tela de juicio la actuación de la Guardia Civil, y ha indicado que si alguien entiende que se ha podido dar ese tipo de orden estaría suponiendo que se ha cometido una ilegalidad. "Se involucra a la Guardia Civil en una supuesta actuación ilícita", ha añadido.
El ministro también ha justificado que el portal de Transparencia del Gobierno haya dejado de funcionar y ha alegando que atendiendo a la excepcionalidad del momento hay tramitaciones especiales en materia de contratos. Pero ha añadido que no es una falta de transparencia porque se informará en el momento oportuno de todo lo que se está realizando. Y ha reiterado que no tiene nada que ver los contratos y la transparencia sobre los mismos con los bulos. Estos últimos, ha dicho, obedecen a otra realidad, a una voluntad concreta de transferir noticias falsas con un fin lucrativo o de causar alarma