Europa

Noticias por hora

Los niños menores de 14 años podrán salir a la calle con un adulto para ir al supermercado o al banco


Los niños menores de 14 años podrán salir a la calle a partir del próximo lunes 27 de abril para acompañar a un adulto con el que conviva en alguna de las actividades permitidas por el Real Decreto de 14 de marzo por el que se declara el Estado de Alarma, en concreto, para ir al supermercado, a la farmacia, al banco, a comprar el pan o el periódico. Esta medida afectará a los 6,9 millones de niños menores de 14 años que viven en España, según los datos del Padrón Continuo publicados este martes por el INE.
Así lo ha anunciado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este martes 21 de abril durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La medida ya había sido avanzada este mismo martes por el ministro de Consumo, Alberto Garzón.
El Ejecutivo ya permitía que los menores pudieran acompañar a los adultos a realizar actividades esenciales en aquellos hogares en lo que conviven un niño y un sólo adulto porque, de otro modo, el menor tendría que quedarse solo en el caso de que el adulto tuviera que salir a hacer la compra o a realizar alguna otra actividad esencial.
"Esta decisión de aliviar el confinamiento de los menores se ha adoptado siguiendo las recomendaciones de expertos y haciendo una ponderación del riesgo-beneficio en el momento en que nos encontramos. La mayoría de los niños salvo excepciones concretas han permanecido en sus domicilios estas cinco semanas, la probabilidad de que estén contagiados o puedan transmitir el COVID-19 es realmente baja", ha asegurado la portavoz del Gobierno.
La propuesta que hace el Gobierno y que va a trasladar al Congreso, es que esta salida de los menores sea "controlada", es decir, que vayan acompañados de un adulto y que se cumplan "escrupulosamente" todas las recomendaciones de higiene y distancia. "Apelamos a la responsabilidad de padres y madres, que la salida se realice garantizando su propia seguridad pero también la de los demás", ha subrayado la ministra, insistiendo que "no se están relajando las medidas de contención".
Montero ha precisado que se trata de "un alivio parcial" del confinamiento pero ha aclarado que la "prioridad" del Gobierno ahora es "evitar un hipotético retroceso en la lucha contra el virus". Además, ha precisado que, como los menores llevan cinco semanas confinados, la probabilidad de que tengan el coronavirus y puedan contagiarlo es "realmente baja".
"Esta decisión de aliviar el confinamiento de los menores se ha adoptado siguiendo las recomendaciones de expertos y haciendo una ponderación del riesgo-beneficio en el momento en que nos encontramos. La mayoría de los niños salvo excepciones concretas han permanecido en sus domicilios estas cinco semanas, la probabilidad de que estén contagiados o puedan transmitir el COVID-19 es realmente baja", ha asegurado la portavoz del Gobierno.
La propuesta que hace el Gobierno y que va a trasladar al Congreso, es que esta salida de los menores sea "controlada", es decir, que vayan acompañados de un adulto y que se cumplan "escrupulosamente" todas las recomendaciones de higiene y distancia. "Apelamos a la responsabilidad de padres y madres, que la salida se realice garantizando su propia seguridad pero también la de los demás", ha subrayado la ministra, insistiendo que "no se están relajando las medidas de contención".
SIN PATINETE NI BICICLETA
Preguntada por si los niños podrán salir con un patinete o una bicicleta para realizar las actividades permitidas por el Real Decreto, la ministra ha dicho que "no estaría aconsejado" y ha apelado al "sentido común" de los padres pues, según ha advertido, si los menores abandonan el domicilio con este tipo de juguetes, los adultos podrían perderles de vista. "Todo lo que pueda hacer que el padre o la madre pierda el control del niño tendría que estar muy restringido y limitado", ha precisado.
En todo caso, ha adelantado que el Ministerio de Sanidad y la dirección de familia de la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 van a elaborar una guía que verá la luz en los próximos días con una serie de "instrucciones" para que los adultos conozcan el "alcance" de cómo puede realizarse esa salida a la calle con los menores. Será un "material intuitivo" en el que se intentará dar respuesta a las preguntas más habituales de los padres, por ejemplo, sobre las medidas de higiene, de protección, de distancia social o de las formas de ir por la calle, como "ir de la mano" en la caso de los más pequeños.
Sobre el uso de mascarillas, María Jesús Montero ha indicado que hay "evidencias científicas" de que la utilización de estas en el colectivo de los menores es "menos eficiente" porque "se tocan la cara, se la quitan, se la ponen". "Es bastante complicado", ha reconocido la ministra, aunque ha precisado que cuanto más mayor sea el niño, mejor se podrá cumplir con esta protección. En cualquier caso, ha insistido en un llamamiento al "sentido común" de los tutores o progenitores.
En cuanto a los menores de entre 14 y 18 años, Montero ha precisado que estos ya podían salir a realizar las tareas contempladas en el Real Decreto por lo que "lo pueden seguir haciendo". Además, sobre el tiempo que debe durar la salida de los menores, ha precisado que no está tasado. "No hay nadie midiendo con un cronómetro", ha puntualizado.
LOS SUPERMERCADOS "MUY CONTROLADOS"
Preguntada por si no podría ser más problemático permitir a los niños entrar a los supermercados con más gente que dar una vuelta por la calle, la ministra ha indicado que los supermercados están "muy controlados para que no haya aglomeración de personas y haya una entrada ordenada" por lo que se hará "igualmente" con los niños. Además, ha afirmado que confía "plenamente" en los padres y en que, si se da alguna "situación no deseada, los padres controlarán el movimiento del niño para que no se produzca ningún acercamiento que impugne la distancia de seguridad".
Montero ha añadido que si se comprueba que estas medidas funcionan y que son seguras, "se consolidarán y se irá ampliando el margen" pudiendo extenderse a otro tipo de actividades "que puedan ser más deseadas por el conjunto de las familias". Mientras, si se observa que los resultados son negativos, se podrían llegar a "retrotraer" estas medidas. "Vamos con paso firme", ha subrayado la ministra.