Europa

Noticias por hora

Moncloa rechaza la propuesta de las asociaciones de prensa APM y FAPE contra el filtro de preguntas


La Secretaría de Estado de Comunicación que dirige el periodista Miguel Ángel Oliver rechaza la propuesta que le presentaron las asociaciones de la prensa APM y FAPE, las principales en este sector en España, para terminar con el filtro de las preguntas impuesto por el Gobierno en las ruedas de prensa desde que se instauró el estado de alarma, y que se celebran por motivos de seguridad sanitaria sin presencia física de los periodistas, que han de remitir sus preguntas a través de un chat habilitado para ello.
La propuesta de las asociaciones parte de la queja expresada por más de 400 periodistas firmantes del manifiesto 'La Libertad de Preguntar', que advertían de que este filtro de las preguntas, con el propio Oliver seleccionando aquellas que se hacen y planteándoselas al Gobierno, se había convertido en una nueva forma de "censura" justo en un momento en que el control del Ejecutivo, cuyos poderes quedan reforzados bajo el estado de alarma, se hace más necesario que nunca teniendo en cuenta la actividad muy limitada del Parlamento.
La APM y la FAPE propusieron intercalar en las ruedas de prensa, además de una selección de las preguntas enviadas a ese chat en el que participan 160 medios de comunicación, otras que pudieran formular directamente por videollamada periodistas que cubren habitualmente la información del Gobierno, a los que se podrían añadir otros que propusiera la SEC.

Carta a las asociaciones

En una carta dirigida directamente a los presidentes de la APM y la FAPE, Oliver deja por escrito su rechazo a esa fórmula. La misiva, que lleva firma del 3 de abril, reconoce que la propuesta de esas dos asociaciones "parece contar con el respaldo de los periodistas que habitualmente cubren la información de Moncloa, pero se queda muy corta en opinión de todos los demás, dada la dimensión nacional e internacional de la crisis".
Oliver invita a estas asociaciones a "seguir trabajando" este fin de semana en un sistema que cumpliera tres criterios. El primero que menciona la SEC es el de "acoger al mayor número de medios tomando como base los más de 160 representados en el chat", donde conviven medios nacionales, internacionales, autonómicos y locales.
El segundo criterio de este sistema por idear tendría que facilitar que se puedan hacer preguntas en directo y el tercero habla de incorporar un criterio no discrecional en la selección de los participantes. A modo de sugerencia, Oliver plantea agrupar a los medios en las siguientes categorías: medios de implantación nacional, autonómicos, internacionales y de difusión digital exclusiva.
Para la formulación de las preguntas, propone una "fórmula aleatoria, pública y verificable que establezca cada día varios turnos de preguntas, que serían planteadas en directo por los periodistas de cada medio elegido". Eso sí, avisa Oliver, mientras se idea este nuevo sistema se hace "necesario", alega, continuar con el chat actual.
Ese chat lo creó la SEC el mismo 14 de marzo, para la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que informó de la declaración del estado de alarma. Originalmente lo integraron 64 medios de comunicación, tanto nacionales y autonómicos como internacionales, seleccionados bajo el criterio de asistencia habitual a las comparecencias del Gobierno, y se añadió a varios corresponsales internacionales.
Moncloa mantuvo ese mismo chat para el resto de ruedas de prensa que pasaron a hacerse en Moncloa, no sólo para las del presidente o la posterior al Consejo de Ministros, que son las que habitualmente siguen los periodistas que cubren la información del Gobierno. Así, en ese mismo chat se plantean también las preguntas para la rueda de prensa diaria de los miembros del Comité Técnico de Gestión.

Un ejemplo de rueda de prensa sin selección de preguntas

Esto provocó que numerosos medios se dirigieran a la SEC para solicitar su inclusión en ese chat, que ya supera los 160 medios de comunicación. De hecho, Oliver habla en su carta de que la propuesta de la APM y FAPE no tiene el respaldo de "otras muchas asociaciones y colegios profesionales de la prensa" a los que no identifica.
Tras la queja de los periodistas en el manifiesto, se ha producido tan sólo una excepción: la rueda de prensa de esta pasada semana para explicar los datos del paro por parte de los ministros de Trabajo, Yolanda Díaz, y Seguridad Social, José Luis Escrivá.
Para esa ocasión, la rueda de prensa se restringió a los periodistas económicos especializados sin que se produjeran quejas. Pero lo más relevante fue que en esa rueda de prensa se hicieron todas y cada una de las muchas preguntas y hasta repreguntas que esos periodistas plantearon, a pesar de que las leyeran los responsables de prensa de cada uno de los dos Ministerios.