Europa

Noticias por hora

Sánchez, el único de los principales líderes europeos cuya popularidad baja por la crisis del coronavirus


Que las crisis graves que ponen en el foco el papel del Gobierno suelen venir acompañadas de un aumento en su popularidad es conocido. Y así está siendo en la mayor parte de los grandes países occidentales afectados por la emergencia sanitaria del coronavirus, con una importante excepción: España, donde el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez está viendo como su popularidad ha caído fuertemente desde que comenzó la crisis.
La encuesta de DYM que publicó hace unos días lo dejaba claro: la gestión de la emergencia por parte del Gobierno suspende, y de media los encuestados solo le dan una nota de 3,9 sobre 10. El Ejecutivo solo aprueba, y por los pelos, entre los votantes de Unidas Podemos (una nota de 5,7) y del PSOE (5,5), y le suspenden estrepitosamente quienes votaron a Ciudadanos (3,2), PP (2,3) y Vox (1,9).
Esta mala valoración comienza a reflejarse en la estimación de voto, en la que el PSOE pasa del 28% al 26,8% y Unidas Podemos, del 12,8% al 11,8%. Y la encuesta de DYM no es la única que trae malas noticias para el Gobierno. Un estudio de Metroscopia indica que el 51% de los sondeados desaprueba la gestión de la pandemia por solo un 39% que la aprueba, mientras otro de GESOP para El Periódico revela que el porcentaje de ciudadanos que valora bien al Ejecutivo ha pasado del 44% de finales de marzo al 30,3% de abril.
Son datos malos para el Gobierno, y suponen una importante excepción en el panorama europeo, ya que a los gobiernos de Alemania, Francia, Portugal, Reino Unido o Italia les está ocurriendo lo contrario: su popularidad se incrementa, incluso aunque estén gestionando la crisis de manera controvertida. Hasta la administración de Donald Trump en EEUU está experimentando un aumento de sus cifras de aprobación.
Italia, además de España, es el país donde el coronavirus está azotando más fuerte. Allí su primer ministro Giuseppe Conte gobierna como independiente con el apoyo del centroizquierdista PD y el populista Movimiento 5 Estrellas. Y su popularidad se ha disparado: una encuesta publicada la semana pasada por el diario Corriere della Sera refleja que el 60% de los encuestados valora bien su gestión, más de diez puntos más que antes de la crisis. Y lo mismo le ocurre al conjunto del Gobierno, que ahora es visto con buenos ojos por el 56% de los encuestados, 14 puntos más que en febrero.
Popularidad de los líderes.© CARLOS GÁMEZ Popularidad de los líderes.
Otro tanto ocurre en Francia, donde la popularidad del presidente Emmanuel Macron está en máximos que no alcanzaba desde hacía meses. Según un sondeo de Ifop Fiducial para la revista Paris Match, un 46% de los franceses ve positiva su gestión del presidente, un ascenso de 13 puntos con respecto a hace un mes. El mismo ascenso recogía hace unas semanas la encuesta de Harris Epoka para la televisión LCI: 13 puntos porcentuales que llevaban a Macron a una aceptación del 51%.
Alemania está experimentando un fenómeno similar. Según un sondeo de la televisión pública ARD, un 63% de los encuestados dice aprobar al Gobierno de gran coalición que comanda la canciller Angela Merkel, lo que supone un ascenso de nada menos que 28 puntos respecto al mes pasado. Merkel, personalmente, es bien vista por el 60% de los alemanes. Y su formación, la conservadora CDU, obtendría ahora el 34% de los votos, una subida repentina de 7 puntos con respecto a febrero.
Hasta el controvertido Boris Johnson está experimentando un fuerte incremento en sus niveles de apoyo a causa de la crisis del coronavirus, y eso que tuvo que recular sonoramente y abandonar su primera estrategia: la de ir dejando que el virus se extendiera por la sociedad para conseguir que un elevado porcentaje de los ciudadanos quedaran inmunizados tras pasar la enfermedad. Según una encuesta de Number Cruncher para Bloomberg, Johnson disfruta de la aprobación del 72% de los votantes y obtendría el 54% de los votos si hubiera elecciones, el mejor porcentaje para el Partido Conservador desde antes de la Segunda Guerra Mundial.
E incluso en el polarizadísimo EEUU, la crisis del coronavirus está dando un respiro a los índices de popularidad del presidente Donald Trump. La media de encuestas que recoge RealClearPolitics refleja que el 46,9% de los estadounidenses aprueban al presidente. Aún son menos que el 50,6% que le suspende, pero la popularidad de Trump ha crecido casi dos puntos en un mes y se sitúa en los índices más altos desde el comienzo de su mandato.