Europa

Noticias por hora

Unidas Podemos pide a la Fiscalía investigar a una “organización criminal” que difunde ciberbulos contra el Gobierno


El grupo parlamentario de Unidas Podemos ha registrado este lunes en la Fiscalía General del Estado una denuncia para que se investigue la existencia de una supuesta “organización criminal” que en los últimos días está elaborando y difundiendo a través de las redes sociales y de aplicaciones de mensajería instantánea diversos ciberbulos sobre la pandemia del coronavirus. El escrito cita dos casos concretos en los que aparecen diversas imágenes con ataúdes y cadáveres en bolsas que se sitúan falsamente en España, ya que en realidad fueron tomadas en Italia y Ecuador. La coalición pide actuar contra los responsables de ambos mensajes por la supuesta comisión de los delitos de simulación de peligro, calumnias e injurias a altas instituciones del Estado y organización criminal. El pasado jueves, el grupo parlamentario ya formalizó una denuncia por un hecho similar, en este caso contra un policía en activo y un empleado municipal de un ayuntamiento onubense que difundieron un falso vídeo sobre material sanitario.
La denuncia de este lunes, que firman los diputados Enrique Santiago y Martina Velarde, reclama a la Fiscalía que inicie “las acciones penales que pudieran corresponder” contra los integrantes de lo que califican una "estructura organizada con el fin exclusivo de difundir graves infundios y falsedades a sabiendas, mentiras que buscan causar alarma social, desestabilizar la situación política y debilitar la actuación de las instituciones del Estado”. El texto pone como primer ejemplo de esa actividad la difusión de unas fotografías que muestran decenas de ataúdes en un inmenso almacén junto al emblema del PSOE y una ilustración de un virus, junto al texto: “La foto por la que están investigando a decenas de policías y sanitarios”.
"La fotografía pretende dar a entender que las decenas de ataúdes contienen muertos ocasionados en España por la Covid-19, y que esta realidad se pretende esconder por el principal partido del Gobierno de España para generar así indignación social mediante la utilización de personas fallecidas”, señalan los denunciantes. Estos detallan que la imagen corresponde, en realidad, a personas fallecidas en el naufragio de un barco de inmigrantes irregulares sucedido cerca de la isla de Lampedusa en octubre de 2013. "Las fotografías no han sido manipuladas, pero se corresponden a otra época, lugar e incidente, extremos que se falsean en las infografías denunciadas”, recalcan los denunciantes.
La denuncia admite que se desconoce quiénes son los autores del montaje, pero sí señalan a un usuario de Twitter que se define en su cuenta como “razonable y español... O sea, de Vox” y que adjuntó la imagen en su contestación a un tuit de Pablo Echenique, portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, junto al mensaje: “¿Esperabais aplausos para el Gobierno? No lo tendréis #GobiernoDimisión”. La coalición considera que esta afirmación y el uso del hashtag ponen de manifiesto la supuesta participación del este usuario "en la puesta en práctica de la campaña de difusión de este bulo o fake news”.
El segundo ciberbulo denunciado es un vídeo en el que aparecen decenas de bolsas que contienen cadáveres hacinados supuestamente en el hospital madrileño Ramón y Cajal. Las imágenes fueron enviadas de manera masiva a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp junto al texto: “Quieres ver la realidad que te oculta el Gobierno? Pues es esta. Grabado hoy con cámara en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. NO SON 1000 MUERTOS DIARIOS. SON MUCHOS MÁS. Tirados por el suelo, en bolsas, como perros”.
El centro sanitario desmintió poco después que las imágenes correspondieran a sus instalaciones, pese a lo cual el ciberbulo siguió difundiéndose, a veces localizando el lugar donde habían sido tomadas las imágenes en otros centros, entre ellos el Hospital Parc Tauli, de Sabadell (Barcelona); el Hospital del Mar, de Barcelona, y el Hospital Severo Ochoa, de Leganés (Madrid). En realidad, el vídeo fue grabado en un hospital de Guayaquil (Ecuador). En su denuncia, Unidas Podemos destaca que todos los hospitales españoles que fueron señalados por el ciberbulo se vieron obligados a “realizar una investigación y desmentir que se tratase de sus instalaciones”, lo que la coalición considera que supuso un perjuicio para las actividades de los centros médicos en plena crisis sanitaria por la Covid-19 al tener que desviar recursos para esto.
Por todo ello, la coalición considera que detrás de estas fake news hay una “estructura integrada por distintas personas concertadas, con distintas tareas repartidas, con el único fin de difundir masivamente falsas noticias, cambiando algún contenido de la información difundida tan pronto uno de estos contenidos ha sido desmentido eficaz y públicamente”. Los diputados de Unidas Podemos detallan que el objetivo de esta supuesta organización criminal no es otro que “causar una injustificada alarma social, acusando directamente al Gobierno de ocultar información a la población, de ser incapaz de gestionar la crisis sanitaria, de desatender a enfermos, a fallecidos y de ocultar información a los familiares de estos últimos”.