Europa

Noticias por hora

La Armada rusa vigila a cuatro buques de la OTAN que ingresaron en el mar de Barents por primera vez desde mediados de la década de 1980


La Flota del Norte de Rusia comenzó a vigilar a tres destructores de EE.UU. y una fragata británica que la mañana de este lunes (hora de Moscú) ingresaron al mar de Barents, según informa TASS, citando al Ministerio de Defensa ruso.
El mar de Barents forma parte del océano Ártico y baña las costas del noroeste de Rusia y el norte de Noruega. Los barcos que han entrado en sus aguas son los buques USS Donald Cook, USS Porter y USS Roosevelt y la fragata de la Marina Real británica HMS Kent, todos ellos integrantes del grupo de ataque naval de las fuerzas navales combinadas de la OTAN, precisaron desde el ministerio.
Por su parte, la Marina de EE.UU. comunicó que los buques de guerra están llevando a cabo una operación conjunta de seguridad marítima en lo que llamó "las condiciones ambientales desafiantes sobre el Círculo Polar Ártico". 
Se trata de la primera vez que buques de la Marina estadounidense operan en el área desde mediados de la década de 1980, recoge Reuters.
De acuerdo con los militares, el propósito de la operación es "afirmar la libertad de navegación y demostrar una integración perfecta entre los aliados". La Marina estadounidense asimismo señaló que el pasado viernes había notificado a Moscú la próxima realización de la operación para "evitar percepciones erróneas, reducir el riesgo y evitar una escalada accidental".
Los destructores estadounidenses USS Donald Cook, USS Porter y USS Roosevelt están equipados con el sistema de defensa antimisiles Aegis con lanzadores universales Mk-41, desde los cuales pueden dispararse misiles antiaéreos y misiles de crucero Tomahawk. La fragata británica HMS Kent es capaz de transportar hasta ocho misiles de crucero antibuque Harpoon.
Las fuerzas de la Armada rusa regularmente escoltan los barcos de la OTAN. El pasado 13 de abril, el Ministerio de Defensa de Rusia anunció que la Flota del Mar Negro escoltó al destructor estadounidense USS Porter, que ingresó al mar Negro.