Europa

Noticias por hora

La jefa de Salud de Nueva York se disculpa con los policías tras negarles mascarillas y decir que le "importan un bledo"


La comisionada de salud de Nueva York, Oxiris Barbot, ofreció una disculpa a la Policía de la ciudad luego de que se hiciera público un comentario ofensivo suyo hacia miembros de esa institución.
La semana pasada, el diario New York Post informó que a finales de marzo Barbot había rechazado una solicitud de la Policía, que pedía 500.000 mascarillas quirúrgicas para proteger a sus oficiales en medio de la crisis sanitaria por el creciente número de contagios de covid-19.
Según ese medio, la comisionada mantuvo en aquel entonces una acalorada conversación telefónica al respecto con el jefe del departamento policial, Terence Monahan, a quien le aseguró que solo podía proporcionarle 50.000 y dijo: "Me importan un bledo sus policías". Dos funcionarios familiarizados con la situación le confirmaron a NBC New York la veracidad de los comentarios, recoge el propio canal.
De inmediato, la actitud de Barbot provocó una ola de rechazo dentro de la institución y de algunos sindicatos policiales. "Debe renunciar o ser despedida", escribió la Asociación de Sargentos Benévolos (SBA, por sus siglas en inglés), que además tachó el incidente de "despreciable e imperdonable".
"La doctora Bardot debería ser forzada a mirar a los ojos a cada familia de policías que perdió un héroe por este virus. Mírelos a los ojos y dígales que no valen un bledo", planteó la SBA.
Mientras tanto, la Asociación de Detectives de Nueva York la llamó "odiadora de policías" y afirmó que su "vergonzoso" comportamiento "probablemente contribuyó" a la propagación del virus.

Disculpas

"Me disculpé con ese oficial [Monahan] en aquel momento y hoy me disculpo con la Policía de Nueva York por dejar la impresión de que no tengo el mínimo respeto por nuestro departamento, que todos los días desempeña un papel fundamental en la primera línea para mantener nuestra ciudad segura", afirmó Barbot en un comunicado publicado este 18 de mayo por un portavoz del Departamento de Salud.
Sin embargo, estas disculpas no fueron bien recibidas por aquellos que habían criticado sus palabras."Cuestiono la sinceridad de esas palabras", dijo Ed Mullins, jefe de la SBA.
"La disculpa de Barbot se produce solo porque sus repugnantes comentarios fueron sacados a la luz para que todos los neoyorquinos los oyeran", manifestó Paul DiGiacomo, presidente de la Asociación de Detectives de Nueva York.
Desde la publicación de sus declaraciones, Barbot se mantuvo ausente de las sesiones informativas diarias al lado del alcalde de Nueva York, Bill De Blasio. Su reciente anuncio escrito fue el primer comentario público sobre el incidente. Al respecto, De Blasio señaló este domingo que había discutido el tema con ella y esperaba que hiciera de aquí en adelante un "buen e importante" trabajo.
Pese a la polémica alrededor de las mascarillas, finalmente Monahan y su departamento obtuvieron la ayuda necesaria mucho antes de que salieran a la luz las ofensas. Tras la negativa de Barbot, el jefe apeló al ayuntamiento y obtuvo 250.000 mascarillas. Posteriormente se quejó frente al propio De Blasio, quien intervino y presionó a la comisionada para la entrega de las dotaciones faltantes.