Europa

Noticias por hora

"Rendí honores militares 600 veces"


El presidente de EE.UU., Donald Trump, ofreció este sábado una larga explicación de su insegura caminata por una rampa y su incapacidad de sostener un vaso de agua con una mano, unos detalles que generaron especulaciones de que pueda sufrir párkinson.
Las especulaciones sobre el estado de salud del mandatario norteamericano aparecieron después de que el pasado sábado, durante un discurso en la academia militar de West Point, Trump necesitara las dos manos para sostener un vaso de agua y tuviera que descender una rampa con la ayuda de un militar.
"Pasé horas en el escenario. ¡Horas! El sol. Regresé a casa y tenía un buen bronceado, lo que significa que sufrí una buena quemadura bajo el sol. [...] Hice un discurso, rendí honores militares durante una hora y media o más. [...] Luego lo hice por última vez, dije muchas gracias a Dios y [...] el general dijo: 'Señor, podemos abandonar el escenario'", relató Trump durante un mitin en Tulsa (Oklahoma). 
"El escenario era más alto que este. Y la rampa era probablemente de unos nueve metros. Y dije: '¡General! Tengo un problema porque llevo zapatos de piel, que van bien para caminar por una superficie plana. No son buenos para las rampas. Y si me caigo...'. Y era una rampa de acero, sin barandillas, como una pista de patinaje. Dije: 'General, no puedo bajar sin caerme de culo'", continuó el presidente.
Según Trump, el general sugirió que se aferrara a él, pero el mandatario no quería hacerlo por causa de los medios, que prestarían mucha atención a este hecho. "Y dije: 'General, prepárese para que pueda agarrarme rápido a usted, porque no puedo caer cuando las noticias falsas están mirando'. Al final le dije: 'General, me agarraré a usted solo si lo necesito", afirmó Trump. 
Luego, el inquilino de la Casa Blanca comenzó a relatar cómo descendió la rampa, e incluso mostró a la audiencia cómo lo hizo
Además, Trump aseguró que, tres metros antes de llegar al final de la rampa, le dio las gracias al general y continuó sin su ayuda, pero los medios cortaron ese momento
En cuanto a su incapacidad de sostener un vaso con una mano, Trump señaló que rindió honores militares "600 veces" y que no quería manchar su "cara" corbata
"Y no quiero derramar agua sobre una corbata. Y realmente no quería beber. Si el agua se derrama sobre una corbata, entonces no se verá bien por mucho tiempo. Honestamente, la corbata nunca será la misma", sostuvo el presidente, y luego agarró un vaso para demostrar que es capaz de hacerlo con una mano, y lo lanzó al suelo.
"Ningún medio mencionó que hice un gran discurso. [...] Es muy injusto. Se encuentran entre las personas más deshonestas de la Tierra. Son mala gente", concluyó Trump.