Europa

Noticias por hora

Salvador Illa no cree que sea necesario otro confinamiento general en otoño en caso de nuevos brotes de coronavirus


Sin bajar la guardia pero con la convicción de que la experiencia de estos meses permite afrontar con menos angustia el impacto del coronavirus el próximo otoño. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista esta mañana en RAC1, ha asegurado que "no hay que dar por hecho" un rebrote de los contagios después del verano, con la llegada del frio, pero que, en todo caso, "debemos prepararnos por si pasa".
"Yo creo que lo podemos evitar si cumplimos las normas, mantenemos la higiene de manos, usamos mascarillas y respetamos la distancia interpersonal". "Si viniera", ha añadido, "pienso que la intensidad sería menor porque ya sabemos cómo se comporta el virus y hemos aprendido en la asistencia hospitalaria". Todas estas enseñanzas permitirán afrontar mejor otro oleada, pero el ministro ha repetido que hay que estar preparados. Tampoco piensa que será necesario un nuevo confinamiento general.
"Yo creo que no volverá" a decretarse aunque "si hiciese falta" se haría. Illa ha defendido la reclusión de la población en sus casas como el "arma" que ha permitido enfrentarse a este virus. Y ha asegurado que en el Ministerio y en el Gobierno siempre supieron que debía transcurrir un tiempo porque así "lo cortábamos". Ha sido la estrategia de todos los países, ha dicho, tras apuntar que "todos han llegado tarde", que es la posición del Ejecutivo para negar cualquier error específico de España por no actuar antes.
El ministro sí considera que, al igual que sucede ahora en la desescalada, en otoño podría recurrirse a "confinamientos quirúrgicos" de edificios o un colectivo en una empresa, y que para ello tienen competencias las comunidades autónomas. "Rebrotes habrá", ha advertido, "lo que se ha de hacer es detectarlos rápidamente". Y ahora tanto la detección como la actuación es más rápida. Aunque se ha especulado sobre si el virus se debilita con el calor y se contagia con más velocidad con el frío, Illa ha asegurado que "no hay evidencias científicas de que sea estacional". "El virus está en fase ascendente en todas partes del mundo", aunque en Europa esté más controlado, ha indicado.

Vacuna en un año

Este es el escenario previsto por el Gobierno ya que, según los cálculos de Sanidad, hasta dentro de un año no habrá una vacuna disponible que se podrá aplicar de manera general. Habrá "no una, sino varias", ha dicho Illa, que llegará a la vez a todos los países de la UE. Una fecha que da "con toda prudencia" con la convicción de que se está realizando un "esfuerzo mundial".
El responsable de Sanidad ha sostenido que sobre el coronavirus "desconocemos aún muchos cosas" y que la información disponible es que "no ha mutado". Y después de que un grupo de científicos haya encontrado presencia de él en aguas residuales desde marzo de 2019, los técnicos del Ministerio se han puesto "en contacto con ellos" porque se trata de un equipo "muy serio".