Europa

Noticias por hora

Felipe González sale en defensa de Juan Carlos I


La figura de Juan Carlos I y, como consecuencia de ello, la monarquía se han convertido en elemento central del debate político. Primero, por las informaciones sobre los negocios y actuaciones opacas del que fuera jefe del Estado durante casi cuatro décadas. Y en segundo lugar, porque partidos como Podemos, miembro del Gobierno, aprovechan las noticias sobre el Rey emérito para alentar el debate sobre la "utilidad" de la institución monárquica. Este viernes, sin embargo, Don Juan Carlos se encontró con una defensa cerrada de Felipe González. El ex presidente del Gobierno pidió "respeto a la presunción de inocencia" en el caso de la supuesta fortuna oculta del Rey emérito y advirtió de que no puede olvidarse la dimensión histórica de Juan Carlos I y su "fantástico servicio" durante década a España.González, que definió la relación que mantuvieron ambos de "fluida" -ha sido el presidente con el que mejor se ha llevado Juan Carlos I-, zanjó que el legado histórico de Juan Carlos I no lo van a "borrar estas circunstancias".Esta defensa cerrada de Juan Carlos I, que realizó durante una entrevista en TVE, contrasta con la distancia que su partido, el PSOE, y por ende el Gobierno, ha puesto respecto al padre del actual Rey. Pedro Sánchez calificó de "inquietantes" y "perturbadoras" las informaciones de las últimas semanas sobre la investigación en Suiza, y desde el Ejecutivo se viene alimentando la expectativa de que Felipe VI anunciará medidas más drásticas contra su padre.

"Una campaña que me afecta a mí"

El pasado 15 de marzo, la Zarzuela emitió un comunicado en el que el Rey repudiaba a su padre, renunciaba a su herencia en vida y le retiraba la asignación. Ahora, el Gobierno alienta que tome más decisiones en esta dirección.Ante ello, Felipe González realizó una encendida defensa de Juan Carlos I, del que recordó que "tuvo un comportamiento constitucional antes de que hubiera Constitución", en referencia a su papel determinante en la Transición para llevar al país de la dictadura a la democracia. Más aún, González atribuyó la investigación de los negocios de Don Juan Carlos y las revelaciones periodísticas en el marco de "una campaña que me afecta a mí, al régimen del 78". Sin mencionarlo, re refirió a Podemos al reflexionar que "cuando alguno dé credibilidad a lo que diga un policía corrupto o una señora tal, más ligada a otro, que la dé también cuando se refiera a ellos". Es decir, que si Pablo Iglesias da verosimilitud a las revelaciones sobre Juan Carlos I, también debe dársela a las de, por ejemplo, el caso Dina. Hay un nombre que aparece en ambos casos: el ex comisario José Manuel Villarejo.

Las acusaciones de Podemos

Lejos de hacer este tipo de reflexiones, en Podemos están centrados en cuestionar el papel de la monarquía. Siempre lo han hecho, pero ahora lo hacen desde el corazón del Poder Ejecutivo: Iglesias es vicepresidente y la formación tiene otros cuatro ministros.Este viernes lo volvieron a hacer. Aprovechando una reunión de la dirección para analizar la debacle electoral sufrida en Galicia y el País Vasco, volvieron a destacar que la Corona está en "crisis debido a los numerosos escándalos de corrupción que están apareciendo", algo que, a su juicio, "cuestiona su utilidad" y evidencia "la necesidad de llevar a cabo aportaciones en clave propositiva, abriendo espacio al debate para avanzar hacia una democracia más fuerte".En contra de esta línea adoptada por Podemos se manifestó también Pablo Casado. El líder del PP ratificó este viernes el apoyo de su partido a "la institución monárquica" y a "la presunción de inocencia y la justicia". "Lo que me parece inquietante y perturbador", dijo parafraseando a Pedro Sánchez, "es lo que está haciendo el Gobierno".