Europa

Noticias por hora

Pionyang: "Es innecesario dialogar con EE.UU., ya hemos elaborado la estrategia para contrarrestar su amenaza persistente"


La viceministra norcoreana de Exteriores, Choe Son-hui, ha afirmado este sábado que Corea del Norte no necesita entablar conversaciones con EE.UU. y ha asegurado que el país asiático ya "ha elaborado el cronograma estratégico más detallado para controlar la amenaza prolongada de la parte norteamericana".
La política, citada por agencia estatal norcoreana KCNA, ha enfatizado que el existente "rumor" sobre la necesidad de celebrar otra cumbre bilateral antes de las elecciones presidenciales estadounidenses no tiene razón de ser, ya que EE.UU. "mantiene obstinadamente una política hostil" hacia Corea del Norte y las negociaciones entre ambos países no son posibles.
"Se ven también los utópicos que consideran posible el cambio de la medida de desnuclearización de la RPDC con el relajamiento condicional de la sanción, expresando la esperanza de que puedan recibir un 'regalo de sorpresa de octubre'", agregó la viceministra, señalando que las actuales relaciones entre Washington y Pionyang se encuentran en un "momento delicado" y advirtió que "la menor equivocación o traspié puede causar consecuencias fatales e irreparables".

Acuerdos fallidos entre EE.UU. y Corea del Norte

Donald Trump y Kim Jong-un se reunieron por primera vez en junio del 2018 en Singapur y celebraron una segunda cumbre en febrero del 2019 en Vietnam. Asimismo, las conversaciones entre Washington y Pionyang se estancaron después de llegar a un punto muerto en el alivio de las sanciones de Estados Unidos.
"Kim propuso desmantelar el complejo nuclear de Yongbyon a cambio del levantamiento de nuestras sanciones, pero no podíamos aceptarlo", explicó entonces el mandatario estadounidense. Ha agregado que aunque esta central nuclear es "muy grande" no es "lo suficientemente grande".
"Él [por el líder norcoreano Kim Jong-un] quiere desnuclearizar pero solo quiere hacerlo en áreas que son menos importantes que las zonas que queremos. Conocemos muy bien el país. Conocemos cada centímetro de este país. Tenemos que conseguir lo que tenemos que conseguir", dijo Trump.

"Una amenaza a largo plazo"

Mientras tanto, dos años después de la histórica primera cumbre entre los líderes, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Son-gwon, comunicó que el país asiático ve poco sentido en mantener una buena relación personal entre Kim Jong-un y Trump, si Washington se apega a políticas hostiles, por lo que se centrará en construir una fuerza "más fiable" contra las amenazas militares EE.UU.
"La cuestión es si resulta necesario seguir dándose la mano que [Kim y Trump] se estrecharon en Singapur, ya que vemos que no hay ninguna mejora objetiva en las relaciones entre Corea del Norte y EE.UU.", sostuvo el ministro el pasado 12 de junio.
A menos que EE.UU. ponga fin a la política hostil hacia el país asiático, Washington "seguirá siendo una amenaza a largo plazo para nuestro estado, nuestro sistema y nuestra gente", recalcó el canciller.