Europa

Noticias por hora

La foto de un niño de 3 años sentado sobre el cadáver de su abuelo acribillado aviva la polémica sobre el conflicto en Cachemira


La foto de un niño, de 3 años, sentado sobre el pecho de su abuelo acribillado a tiros ha indignado a los residentes de Cachemira, administrada por la India, después de que la familia de la víctima acusara a las fuerzas gubernamentales de haber matado este miércoles al hombre, de 65 años.
Suhail Ahmed, el hijo de la víctima, afirmó al día siguiente que las tropas indias "arrastraron" a su padre, Bashir Ahmed Khan, "fuera de su automóvil y le dispararon a sangre fría" frente a su nieto durante una operación contra los rebeldes en la ciudad de Sopore (estado de Jammu y Cachemira). Luego, alega Suhail, colocaron al niño en el pecho del abuelo y le tomaron fotos.
La Policía india de Cachemira tiene otra versión de los hechos: asegura que el hombre murió cuando los rebeldes dispararon contra tropas indias desde el ático de una mezquita. Además de Bashir Ahmed Khan en este ataque falleció un soldado indio y otros tres resultaron heridos.
A través de su cuenta de Twitter, la Policía india de Cachemira aseguró que "rescató a un niño de 3 años de ser alcanzado por las balas durante un ataque terrorista en Sopore" y publicó una foto en la que uno de los oficiales sostiene al menor en sus brazos.
En cuanto a otras fotos —la del niño sentado sobre el cadáver de su abuelo y otra donde está llorando en un vehículo policial—, la Policía indica que desconoce quién es autor de estas imágenes y lo está investigando. 
Ambas partes, se acusan de usar las fotos del niño como un truco de relaciones públicas. Las imágenes se hicieron virales en Twitter y, en su mayoría, van acompañadas por las etiquetas #KashmiriLivesMatters y #KashmiriBleeds y acusaciones contra las tropas indias. 
  • En los últimos meses, la violencia ha escalado en Cachemira: la India intensificó sus operaciones de contrainsurgencia, mientras los rebeldes —que abogan por independizarse o unirse a Pakistán— continúan sus ataques contra las fuerzas gubernamentales indias
  • De acuerdo con un reciente informe de la Coalición de la Sociedad Civil Jammu-Cachemira, un grupo local de derechos humanos, desde enero en más de 100 operaciones militares en Cachemira murieron al menos 143 rebeldes, 54 uniformados y 32 civiles