Europa

Noticias por hora

Leonor y Sofía acompañan por sorpresa a los reyes en Mérida. Sus 'looks', al detalle: dos vestidos de Zara y dos modelos de alpargatas

u asistencia no estaba prevista, así que ha sido una sorpresa ver aparecer a la princesa Leonor y a la infanta Sofía en Mérida junto a sus padres. Los reyes Felipe y Letizia han viajado a la ciudad extremeña para inaugurar esta noche el Festival de Teatro Clásico en el famoso teatro romano, y por primera vez la princesa de Asturias y su hermana se han unido a ellos en la gira que están realizando por las distintas Comunidades Autónomas. La de hoy será también la primera vez que don Felipe y doña Letizia pernocten en la ciudad visitada, lo que podría explicar la presencia de sus hijas en esta etapa de su gira.
Concretamente, dormirán en el Parador Nacional de Mérida, donde hemos visto llegar en coche a los cuatro miembros de la familia junto al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.
Para la ocasión, doña Letizia ha lucido un vestido lencero negro con estampado de estrellas. Es de la firma española Poète y la reina lo estrenó en septiembre del año pasado, aunque en esta ocasión lo ha combinado con unas alpargatas negras de Macarena Shoes y un bolso de Adolfo Domínguez.
Por su parte, don Felipe ha vuelto a elegir una guayabera, más cómoda para el verano pero tan ajustada a la etiqueta como un traje, mientras que la princesa Leonor ha llevado un vestido de flores de manga larga, adornado con unos volantes en la falda. Es de Zara y, al igual que su madre, la heredera lo ha combinado con unas alpargatas, en su caso con unas de la firma española Sarah World.
En cuanto a la infanta Sofía, ha lucido el mismo vestido blanco de manga francesa, también de Zara, que llevó hace unas semanas para asistir a otra representación teatral en los Teatros del Canal de Madrid. Como calzado, la hija pequeña de los reyes ha preferido unas bailarinas de Pretty Ballerinas.
A continuación, los reyes y sus hijas han visitado el Museo Romano, tras lo cual la familia real asistirá a la representación de Antígona, la obra clásica elegida este año para inaugurar el famoso festival. El sábado, los reyes se desplazarán hasta Santiago de Compostela para realizar una ofrenda en la catedral.