Europa

Noticias por hora

Cuatro de cada 10 votantes del PSOE quiere a Podemos fuera del Gobierno


Podemos sigue siendo un partido muy controvertido. Su entrada en el Gobierno no ha suavizado la negativa opinión que la mayoría de los españoles tiene de la formación de izquierdas, percibida por muchos como un partido radical. Los morados no han conseguido siquiera seducir a buena parte de los votantes del PSOE, la formación con la que gobierna.
El 41,4% de los españoles que votaron a los socialistas cree que Podemos debería salir del Gobierno, como confirma la encuesta elaborada por Sigma Dos para EL MUNDO. Esta opinión negativa es reflejo en la calle del malestar con Podemos que cunde en buena parte del Gobierno y en la dirección del PSOE. Muchos socialistas, incluidos dirigentes de primer nivel, están hartos de los desplantes y de los ataques de la coalición que dirige Pablo Iglesias.
Esta misma semana, los principales dirigentes de la formación morada -incluido el vicepresidente segundo- han arremetido contra los socialistas, les han acusado de "mirar a la derecha", les han exigido que "cuiden" a sus socios independentistas y han enfatizado que la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, no representa al Gobierno cuando no está acompañada por ministros morados, sino sólo al PSOE. El miércoles, llegaron a amagar con exigir la comparecencia de Carmen Calvo en el Congreso.
La tensión en el Ejecutivo parece trasladar al Gobierno la realidad de los votantes. Es verdad que la mayoría de los que apoyaron al PSOE el 10 de noviembre -el 52%- no es partidaria de romper la coalición. Pero el porcentaje de los socialistas que prefiere ver fuera a los de Pablo Iglesias es altísimo: un 41,4%.

Los votantes de la derecha

En los partidos de la derecha y del centroderecha, la aversión a Podemos es total. El 89,7% de los que votaron al PP, el 89,2% de los que apoyaron a Vox y el 80,2% de los simpatizantes de Ciudadanos firmarían hoy mismo la salida del Gobierno de los ministros de Unidas Podemos. Del total de los ciudadanos consultados, el 53,9% preferiría ver a Iglesias fuera del Consejo de Ministros frente al 37,2% que apuesta por la continuidad del Gobierno de coalición.
Los votantes morados sí prefieren de forma muy mayoritaria continuar en el gabinete que preside Pedro Sánchez. Así opina el 91,8% frente al 6,3% que querría salir del Ejecutivo.
La última batalla emprendida por Podemos desde el Gobierno en contra de la opinión del PSOE es su apuesta por la república, llegando a apuntar a Felipe VI, al que quieren hacer comparecer en el Congreso.
Sin embargo, el jefe del Estado tiene una valoración muy superior a la de cualquier político. El sondeo de Sigma Dos refleja que Felipe VI es valorado con un 6,1 sobre 10. Esa nota refleja casi dos puntos más que la que obtuvo Pedro Sánchez en el sondeo de junio, cuando el presidente del Gobierno fue el político más valorado por los españoles, con un 4,21, seguido de Inés Arrimadas, con un 3,93 sobre 10.
La Reina Letizia está por debajo del monarca, pero también está mucho mejor valorada que los políticos, con una nota de 5,29.
El jefe del Estado aprueba con nota entre los encuestados de todas las franjas de edad, menos entre los jóvenes. Los que tienen 29 años o menos le dan un 4,81. Los que mejor valoran al Rey de España son los que tienen 65 y más años, que le dan un 7,16.
También aprueba Felipe VI en la valoración que hacen los votantes de todos los partidos, menos entre los de Podemos, que le puntúan con un 3,27 sobre 10.
Los votantes del PP dan un 8,56 a Felipe de Borbón; los de Cs, un 7,88; los de Vox un 7,64, y los del PSOE, críticos, le aprueban con un 5,8.

El Rey ante la pandemia

Lo cierto es que el intenso trabajo desplegado por el jefe del Estado durante la pandemia del coronavirus ha jugado muy a su favor. El Rey de España se reunió con multitud de ministros para seguir el día a día de la lucha contra la Covid-19; estuvo en contacto con empresarios tanto españoles como internacionales para apoyar y fomentar las donaciones que hicieron para combatir al virus. Felipe VI visitó el hospital de campaña de Ifema y mantuvo una agenda especialmente activa contra la pandemia mientras los españoles permanecían confinados en sus casas y cientos morían a diario víctimas de la Covid-19.
Tras estos duros meses, la gran mayoría de los españoles valora muy positivamente el trabajo del Rey. El 56,2% lo considera bien o muy bien frente al 35,4% que no tiene una buena opinión. Esta unanimidad en el elogio se aprecia entre los votantes de todos los partidos, menos en los de Podemos.
El 91,6% de los que apoyaron al PP; el 85,5% de los votantes de Cs; el 72,6% de los de Vox y el 52,7% de los del PSOE, donde hay más división de opiniones, aprueban la actuación del monarca. El 71,6% de los que votaron a Unidas Podemos, sin embargo, le suspende.
Lo cierto es que la monarquía resiste de forma sólida a pesar de estar inmersa en una de sus peores crisis y cuando el número y el peso de los partidos populistas e independentistas que apuestan por la república es muy importante.
El sondeo de Sigma Dos resalta que los partidarios de la monarquía constitucional sacan 10 puntos a los republicanos. El 48,4% de los españoles prefiere mantener las actuales instituciones que emanan de la Constitución frente al 38,5% que es partidario de instaurar la tercera república en España.

Los votantes jóvenes

De nuevo, esta opción rupturista sólo cala de forma mayoritaria entre los jóvenes. El 53,9% de los menores de 30 años son partidarios de la república frente al 37,6% que prefiere la monarquía parlamentaria.
En cuanto a las preferencias ideológicas, la mayoría de los simpatizantes de Podemos son republicanos (86%). En el PSOE hay división de opiniones, aunque ganan los partidarios de la república. El 48% de los que votaron a Sánchez prefiere esta forma de Estado frente al 41,9% que se declaran partidarios de la monarquía. En el centroderecha, el apoyo a la monarquía es abrumador.
Hay división de opiniones al valorar si hay una campaña orquestada por los socios del PSOE para derribar a la monarquía. El 45,1%, sobre todo los votantes de izquierda, considera que no la hay frente a un 41,7% que denuncia que esa campaña existe.