Europa

Noticias por hora

Putin afirma que hay quienes quieren influir en los procesos de Bielorrusia desde el exterior


El presidente de Rusia, Vladímir Putin, valoró la crisis política que vive Bielorrusia desde que celebró elecciones presidenciales el pasado 9 de agosto.
Este mandatario aseveró durante una entrevista que concedió este 27 de agosto al canal ruso Rossiya 1 que no hay necesidad de que Rusia despliegue tropas en Bielorrusia y aseveró que Moscú se comporta de manera "mucho más moderada y neutral" respecto a los acontecimientos que tienen lugar en ese país que "otros países europeos y americanos".
Así, Putin considera que "la cuestión no es lo que pasa ahora en Bielorrusia, sino que alguien desea que suceda algo más allí: quiere influir en esos procesos".
"Suponemos que todos los problemas que tienen lugar en Bielorrusia se resolverán pacíficamente" y, si alguien comete delitos, "la ley reaccionará de modo debido" porque "debe tratar a todos por igual", subrayó el inquilino del Kremlin.
Al mismo tiempo, Vladímir Putin señaló que el presidente de Bielorrusia, Alexánder Lukashenko, le pidió que Rusia "formara una reserva de agentes del orden" y lo hizo, pero "no se utilizará hasta que la situación se salga de control".
Al recordar la detención de 33 ciudadanos rusos el pasado 29 de julio bajo la acusación de intentar organizar disturbios en Bielorrusia tras los comicios, Vladímir Putin aseguró que se trató de una operación conjunta de los servicios de inteligencia de Ucrania y EE.UU.
Finalmente, Putin valoró que las fuerzas del orden de Bielorrusia "se comportan con bastante moderación", aseguró que "la situación se está corrigiendo" y confía en que "todos los problemas que, ciertamente, existen —de lo contrario, la gente no saldría a las calles— se resolverán en el marco constitucional mediante la ley y por medios pacíficos".
Las protestas masivas estallaron en varias ciudades de Bielorrusia el 9 de agosto, poco después de que se anunciaran los primeros resultados de los comicios presidenciales, según los que Alexánder Lukashenko, quien lleva en el poder desde 1994, obtuvo más del 80 % de los votos. Durante los tres primeros días de protestas se registraron violentos enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía.