Europa

Noticias por hora

Un milagro llamado Sevilla


219 millones de presupuesto. Casi dos veces menos que Wolves y Roma, tres menos que el Inter, cuatro menos que el Manchester United. La Europa League exprés del equipo nervionense resume el milagro de un club que se ha rebelado contra la oligarquía continental, al menos contra su segunda línea, y la desafía gobernando con mano de hierro la Europa League. Seis títulos en seis finales durante14 años para los de Nervión, algunos ganados ante rivales tan duros como los neroazzurro, el Liverpool de Klopp o el Benfica portugués, que hincó la rodilla en la tanda de penaltis de 2014 para el tercer título sevillista, primero de una dinastía que incluyó los de 2015 y 2016. La final de la Supercopa que debe disputar el 24 de septiembre en Budapest contra PSG o Bayern será la 12º de los nervionenses: más que ningún equipo de Europa en este siglo.
Monchi se marchó a la Roma en 2017 pero el Sevilla nunca se cayó de la elite. Aquella misma temporada alcanzó los cuartos de final de la Champions League tras derrotar al Manchester United en Old Trafford y también se clasificó para una final de Copa del Rey, la segunda en tres años. Antes de que torciera la década, en 2007 y 2010, el conjunto de Nervión había levantado dos títulos del torneo del KO español durante años dorados en los que a las primeras dos UEFAS (2006 y 2007) sumaría también dos Supercopas, de Europa (2006) y de España (2007).
Las plusvalías de director deportivo gaditano, que hace pocas semanas cumplía dos décadas en el cargo incluido el paréntesis romano, son la base del crecimiento inusitado de un equipo que hasta que llegara a la final europea de Eindhoven y la ganara, en 2006, había estado casi cuatro décadas y media sin jugarse un solo título, le derrotó el Real Madrid en la Copa del Generalísimo de 1962. Alrededor de 500 millones en traspasos ha ingresado el Sevilla con Monchi como ejecutor deportivo y esa misma cifra es la que el club tenía como objetivo de presupuesto en el próximo lustro para tratar de competir con Real Madrid, Barcelona y Atlético en España y el resto de grandes de Europa en busca del salto definitivo, el que le diera derecho a buscar las últimas rondas y quien sabe si alguna final de Champions.
El Sevilla ha sido un habitual de la primera competición continental durante los últimos años. Siete veces ha jugado la competición continental desde que se estrenase en la 2006-2007, ocho con la que disputará la temporada que viene con la ya citada clasificación para cuartos hace tres años como hito histórico, algo que sólo había conseguido otra vez en la máxima competición continental, en 1958. En otras tres ocasiones, los nervionenses alcanzaron los octavos de final, peldaño en el que quedaron eliminados por Fenerbahçe, CSKA y Leicester.
La victoria de anoche permitirá al equipo de Nervión entrar en el bombo 1 del sorteo que en principio debe celebrarse el 1 de octubre. El Sevilla, en todo caso, habría entrado seguro en el 2 debido a su privilegiada clasificación UEFA, pues las victorias continentales de esta temporada le han permitido ascender de nuevo hasta el 8º puesto del ránking al superar al Manchester United, con el que está empatado a coeficiente (100,000) y al Liverpool. Dos mastodontes ingleses a los que ha derrotado (a los red devils más de una vez) y que confirman, si no lo estaba ya, el milagro del club del Sánchez Pizjuán durante los últimos 15 años.