Europa

Noticias por hora

Sánchez descarta un estado de alarma para todo el país y pone el foco en Madrid


El Gobierno descarta un nuevo estado de alarma para volver a confinar a la población. La negativa evolución de la pandemia en las últimas semanas, hasta el punto de volver a hablarse de una segunda ola de contagios, no es para el presidente del Gobierno Pedro Sánchez asimilable a la situación vivida en marzo porque "no es homogénea territorialmente". De ahí que haya sostenido en una entrevista en la Cadena Ser esta mañana que "no hay justificación de un estado de alarma con medidas igual de duras para todo el territorio". Su propuesta, en línea con lo ya planteado en el primer Consejo de Ministros tras las vacaciones, pasa por un estado de alarma a la carta, territorializado, a demanda de las diferentes comunidades autónomas.
Sánchez ha subrayado que la evolución es distinta por territorios y ha urgido a algunas comunidades a mejorar sus capacidades de detección y rastreo, sin dejar de poner el foco en Madrid. El presidente hizo suya la preocupación sobre la evolución de la pandemia en Madrid que lanzó ayer Fernando Simón y que la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso tildó de "ensañamiento". "Nos preocupa el estado de la comunidad autónoma de Madrid", reiteró Sánchez, al tiempo que insistía en un esfuerzo de cogobernanza, y poner a disposición recursos del Estado como rastreadores del ejército. Hasta ayer eran ya once las comunidades autónomas interesadas en hacer uso de estos rastreadores. Con todo, defendió una vuelta a las aulas escolares segura y con garantías, a pesar de reconocer que "el riesgo cero no existe".
Los reproches de Ayuso al Gobierno en los que evitó entrar Sánchez, le valieron en cambio para hacer un llamamiento al principal partido de la oposición a "desterrar la lucha partidista de la gestión contra el virus" y, como ya hizo ayer en la conferencia del arranque del curso político, a apelar a la unidad. "Hay que anteponer el bien común a los intereses partidas, se siente uno en un escaño del Congreso o en un despacho en la Puerta del Sol", enfatizó en referencia a Pablo Casado y a Ayuso, para acto seguido apelar al PP a desbloquear asuntos pendientes como la renovación del CGPJ.