Europa

Noticias por hora

The Atlantic: Trump llamó "perdedores" y "fracasados" a estadounidenses muertos en la Primera Guerra Mundial


El presidente de EE.UU., Donald Trump, habría dirigido en varias ocasiones comentarios despectivos a miembros del Ejército de EE.UU. capturados o asesinados, llegando a referirse a los estadounidenses muertos en la Primera Guerra Mundial que fueron enterrados en un cementerio estadounidense en Francia como "perdedores" y "fracasados", informa The Atlantic citando fuentes familiarizadas con el asunto y que AP confirma remitiéndose a una fuente del Pentágono.
Trump canceló en 2018 su visita planeada al cementerio Aisne-Marne bajo el argumento de que, debido a la lluvia, el helicóptero no podía trasladarlo al lugar. Sin embargo, según cuatro fuentes con conocimiento del asunto, Trump rechazó la visita porque temía que su cabello se despeinara bajo la lluvia y porque no creía que fuera importante honrar a los estadounidenses muertos en la guerra.
"¿Por qué debería ir a ese cementerio? Está lleno de perdedores", declaró, supuestamente, Trump a sus asistentes.
En una conversación separada en el mismo viaje, el mandatario se refirió a los más de 1.800 marines que perdieron la vida en la batalla del bosque de Belleau en 1918 como "fracasados" por ser asesinados.
El presidente, supuestamente, también habría interrogado a sus asistentes sobre detalles históricos de la Primera Guerra Mundial, incluida la pregunta: "¿Quiénes eran los buenos en esta guerra?", además de admitir que no entendía por qué EE.UU. intervino del lado de los Aliados.

McCain, George H. W. Bush y el hijo de John Kelly

The Atlantic informa también que Trump no quería apoyar en 2018 el funeral del senador republicano John McCain, un veterano condecorado de la Armada que pasó años como prisionero de guerra de Vietnam, al considerarlo un "perdedor", por lo que se habría puesto furioso al ver las banderas rebajadas a media asta, diciendo: "¿Para qué diablos estamos haciendo eso? El tipo era un maldito perdedor".
Además, en al menos dos ocasiones desde que asumió la presidencia, Trump se refirió al expresidente George H. W. Bush calificándolo de "perdedor" por haber sido derribado por los japoneses como piloto de la Armada en la Segunda Guerra Mundial, aseguran tres fuentes.
Por otro lado, The Atlantic describe cómo en el Día de los Caídos en 2017, Trump había ido con el entonces secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, a visitar la tumba del cementerio de Arlington del hijo de Kelly, Robert, que fue asesinado en 2010 en Afganistán. Según fuentes de la revista, mientras estaba junto a la tumba de Robert Kelly, el presidente se dirigió directamente a su padre y le dijo: "No lo entiendo. ¿Qué ganaban ellos con esto?".
"No puede imaginarse la idea de hacer algo por alguien que no sea él mismo", comentó al respecto uno de los amigos de Kelly, un general retirado de cuatro estrellas.

"Evidentemente falso"

Alyssa Farah, una portavoz de la Casa Blanca, aseguró en una declaración a The Atlantic enviada por correo electrónico que "esta información es evidentemente falsa", y que el mandatario "tiene a los militares en la más alta estima". "Ha demostrado su compromiso con ellos en todo momento: cumpliendo su promesa de dar a nuestras tropas un aumento salarial muy necesario, aumentando el gasto militar, firmando reformas críticas para los veteranos y apoyando a cónyuges de los militares", aseveró Farah. 
El propio presidente desmintió la información en una serie de tuits, en los que aseguró que "nunca" ha llamado a los soldados caídos "nada que no sea héroes". Trump calificó el artículo de "noticias falsas" y de "intento vergonzoso de influir en las elecciones de 2020".